Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Termómetro

Termómetro

Marc Benioff, CEO de Salesforce

La empresa estadounidense dedicada al Cloud Computing gastó durante 2016 US$ 3 millones en ajustar las brechas raciales y de género de compensaciones y bonos del 11% de sus empleados. Esto significa que, desde 2015, gastaron US$ 6 millones con este objetivo en mente.

De los 2.750 empleados afectados por estos ajustes, 68% son mujeres y el resto, hombres. Desde la empresa indicaron que sólo el 1% de los ajustes fueron por motivos raciales.

"Salesforce seguirá enfocándose en igualdad, diversidad e inclusión en todos los niveles, y por eso planea revisar la compensación de sus empleados regularmente", escribió la vicepresidenta Ejecutivo de la oficina Éxito Global de los Empleados, Cindy Robbins.

Travis Kalanick, CEO de Uber

La compañía dedicada a reunir choferes con pasajeros a través de la tecnología va de problema en problema. Primero fue el escándalo por la acusación de una ingeniera (Susan Fowler), que dijo que Uber "permite el acoso sexual".

Siguió un video en el que se ve a Kalanickdiscutiendo con un chófer y la renuncia (pedida por Kalanick) del VP de Ingeniería (tras conocerse que no informó a Uber que se había ido de Google por denuncias de acoso sexual).

Pero eso no es todo: comenzaron las presentaciones judiciales por el juicio que la división de Alphabet dedicada a los vehículos autónomos, Waymo, le inició a Uber por supuesta tecnología dedicada a la autoconducción robada. Y, el miércoles pasado, renunció la líder del departamento de Comunicaciones.