Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Termómetro

Termómetro

-Caliente

Jeff Weiner,
CEO de LinkedIn

La venta de la red social profesional a Microsoft por u$s 26.000 millones (anunciada el mes pasado) tiene de parabienes a su actual CEO. El motivo: el ejecutivo recibirá u$s 88 millones como recompensa por la operación exitosa, de acuerdo a lo informado por el sitio web VentureBeat. Este dato se deduce de una presentación ante la Comisión de Valores de los Estados Unidos, y se llega a esa cifra gracias al valor de cada acción, u$s 196, y la puesta en valor de otros derechos y participaciones. Si Weiner es despedido antes de que la operación tenga lugar efectivamente, recibirá u$s 19,9 millones por parte de la LinkedIn, y si sucede luego, Microsoft tendrá que pagarle u$s 21,6 millones. Sin embargo, todos estos números palidecen ante los u$s 2,9 mil millones que recibirá el fundador de LinkedIn, Reid Hoffman.

-Frío

Jack Dorsey,
CEO de Twitter
Como si la red social del pajarito no tuviera ya suficientes problemas (es incapaz de aumentar su base de usuarios y enfrenta idas y venidas constantes entre sus directivos), uno de los creadores de Twitter y actual CEO sufrió un hackeo en su cuenta personal, @jack. Los responsables: el grupo de piratas informáticos OurMine, que tuvieron control de la cuenta de Dorsey durante 45 minutos y tuitearon su "canción oficial" y su logo. Este grupo, que se hizo famoso por vulnerar cuentas como la de los CEO de Google y Facebook, Sundar Pichai y Mark Zuckerberg, respectivamente, realizó el ataque a través de Vine, la plataforma de microvideos de Twitter. Como sea, los problemas de seguridad de la red social no dejan de afectar, incluso, a sus usuarios más famosos.