Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Termómetro

Caliente Ren Zhengfei, CEO de Huawei

La venta de teléfonos inteligentes no deja de aumentar, aunque cada vez a un ritmo menor: fueron 403 millones de unidades durante el último cuatrimestre de 2015, un 9,7% más que durante el mismo período del año anterior, el crecimiento más exiguo desde 2008. En este contexto, la compañía china Huawei aparece como la clara ganadora: sus ventas subieron un 53% en el cuarto trimestre, lo que les significó 104 millones de unidades comercializadas. Si bien (de acuerdo a la consultora Gartner) la surcoreana Samsung mantiene el liderazgo, con el 20,7% de cuota en el mercado, Huawei pasó de 5,4% en 2014 a 7,8% en 2015, y quedó en tercer lugar, detrás del 16,6% de Apple. Así, se convirtió en la fabricante de smartphones que más creció en los últimos años. A mediano plazo, la meta de la empresa es la cima.

Frío Satya Nadella, CEO de Microsoft

Las ventas de los teléfonos Microsoft Lumia -antes Nokia- cayeron 57% durante el último trimestre de 2015, de acuerdo a lo anunciado por la empresa. Tras un importante crecimiento durante 2014, la realidad de un mercado dominado por aparatos con el sistema operativo Android se impuso: pasaron de vender 10,5 millones de celulares en el cuarto trimestre de 2014 a 4,5 millones en el mismo período de 2015. Además, las ganancias de esta división fueron un 53% menos (u$s 1200 millones), y según declaró Amy Hood, CFO (Chief Financial Officer) de la compañía de Redmond, los analistas pronostican que durante el primer trimestre de 2016 caerá a un ritmo similar (u$s 636 millones). El negocio móvil de Microsoft ha retrocedido a números similares a los de hace tres años.