Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Los pagos móviles le permitirían a la banca reducir diez veces sus gastos

A mediados del mes pasado, el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, manifestó la necesidad de desarrollar un sistema de pagos móviles en el país para así fomentar la inclusión financiera. Por un lado, es una de las prioridades de la gestión bancarizar al 50% de la población que se encuentra fuera del sistema. Por el otro, existe una importante cantidad de comercios que sólo opera con efectivo, dado que no encuentran rentable el modelo de negocios actual, según lo indicado desde VeriTran, una empresa que ofrece soluciones para banca digital y pagos móviles
De acuerdo al CEO de la empresa, Marcelo González, lo que se busca es “una desmaterialización absoluta del negocio”, eliminar las tarjetas y utilizar a los dispositivos móviles para retirar dinero. “La tecnología está disponible”, cuenta el ejecutivo. “Lo único que falta (para la implementación) es una campaña fuerte de marketing para lograr la masificación”. Desde la firma, estiman que el tiempo promedio de implementación estaría entre las seis y diez semanas.
González, quien desarrolló proyectos de pagos electrónicos (PagoMisCuentas) pagos móviles e inclusión financiera, sostiene que si se analiza el modelo bancario tradicional tomando en cuenta a todos los intermediarios (cajeros, sucursales bancarias en una importante cantidad de lugares de una ciudad, passwords, redes, así como el reaprovisionamiento de dinero y papel), en relación con un sistema de pagos móviles, la conclusión es que el segundo esquema “es diez veces más barato”.
“Esto permite un modelo de negocio muy rentable pero canibaliza otros modelos”, matiza. “Para congeniar nuestros servicios con los clientes hiperconectados, hay que cambiar el proceso de interacción que existe entre ellos y los clientes”, explicó Jorge Sánchez Barcelo, director de Innovación del mexicano Banorte, durante el Technology Summit de Banca & Seguros que se realizó en Santiago de Chile en diciembre pasado. Banorte y VeriTran tienen una alianza desde hace seis años en donde estos últimos han provisto soluciones de banca móvil, soft token y pagos móviles.
Además, comenta González, un sistema de pagos vía smartphone permitiría federalizar la bancarización incluso a los pueblos más pequeños y así evitar “el vaciamiento de los comercios” de dichas localidades, dado como muchos de sus habitantes cobrar a través de una caja de ahorro, terminan realizando sus compras en poblaciones más grandes con sistema de cobro vía tarjeta de débito. “La inclusión financiera también es inclusión social”, cierra el ejecutivo de VeriTran.
En relación con la seguridad de los datos, el CEO comenta que “hacer pagos móviles es relativamente sencillo, lo difícil es hacerlos con un sistema de seguridad robusto, que permita tanto a los entes reguladores como al Banco Central y la institución financiera el estar tranquilos de que pueden desplegar la tecnología y no verse expuestos a casos de fraudes” y es en esa cuestión sobre la cual se trabaja durante el desarrollo de las plataformas.
Sebastián De Toma