Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Las marcas asiáticas monopolizan el segmento de smartphones en el país

A nivel global, la tecnología 4G ya superó la marca de los 1.000 millones de accesos, y hasta ya se perfilan los primeros pasos de su inmediata evolución: el 5G, tal como se la mostró bajo distintas expresiones en el reciente Mobile World Congress (MWC), realizado en Barcelona, España.
Con su desarrollo y despliegue sobre todo en los países emergentes, durante el último año, según datos de GSMA, la tecnología LTE (4G) duplicó su volumen y la cantidad de conexiones, lo que habla de su constante evolución.
Estas redes ya fueron tendidas por las distintas compañías y gobiernos en más de 150 países. Entre ellos, desde el último año se puede contar a la Argentina, país donde durante 2015 creció más de 1600% la cantidad de despachos de smartphones que incorporaron la capacidad de conexión a 4G, de acuerdo con las estimaciones de Counterpoint, una firma de investigación con base en Asia, citada por eMarketer.
Cabe aclarar que el despliegue de estas redes comenzó en el país recién hacia fines de 2014, por lo que se parte de una base muy pequeña (medida anunciada por el Gobierno y adjudicada a las operadoras hacia noviembre de 2014). Según la firma asiática, el mercado de teléfonos inteligentes en el país se expandió un 232% en 2015 (contra 2014) y representó el 98% del total de los envíos en el segmento de teléfonos móviles.

Orientales, primero

Pero, lo que remarca y destaca el informe en su análisis del segmento en el país es que fueron las marcas oriundas de Asia-Pacífico las que dominaron el mercado. En este sentido, el claro dominador resultó ser Samsung, algo ya habitual en el segmento, y que expandió su cuota de mercado de smartphones de un 34,9% a un 38,3%, en el cuarto trimestre de 2015. La también coreana LG, creció en su porcentaje, pasando del 15% al 19,5%, mientras que completaron los cinco primeros puestos Motorola (adquirida por Lenovo - 10,6%), TCL-Alcatel (6,5%) y Huawei (6,5%), todas las cuales mejoraron sus porcentajes de un año a otro.
A nivel unidades, 2015 terminó con un alza del 4% contra 2014, con un volumen de 11,8 millones de unidades, según datos de Carrier y Asociados. La producción en el cuarto trimestre resultó clave, con unas 4,3 millones de unidades, récord desde que comenzó la política de producción en Tierra del Fuego.
El crecimiento en este segmento corre en paralelo con el desarrollo que el mercado vive a nivel mundial, ya que las conexiones 4G representarán cerca del 30% de todas las conexiones móviles para el 2020. Como dato adicional, se destaca que la industria móvil, en todas sus variantes, agregó u$s 3.100 millones al valor de la economía global durante el año pasado, un número equivalente al 4,2% del PBI de todos los países a nivel mundial. Se espera que dicho número alcance los u$s 3.700 millones para dentro de los próximos cinco años.
Manuel Parera