Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La inclusión digital podría sacar a 500 millones de personas de la pobreza

La inclusión global en Internet podría colocar al 7% de la población del mundo (unas 500 millones de personas) por encima de los niveles de pobreza absoluta, y añadir u$s 6.700 millones a la producción económica mundial, según un nuevo estudio realizado por Strategy &, el negocio de consultoría de estrategia de PwC, dado a conocer con el nombre "Connecting the World".

El estudio, encargado por la red social Facebook, abarcó 120 países durante un período de 10 años y describe cómo podrían eliminarse las barreras para acceder a Internet y cómo está tecnología podría cambiar a medida que más personas de mercados en desarrollo comiencen a estar online. A pesar de la revolución digital en curso, todavía hay 4.000 millones de personas desconectadas en esta economía moderna y globalizada.

"Uno de los principales, sino el mayor desafío de hoy, es lograr que el acceso a internet sea verdaderamente universal, que es la base fundamental para el desarrollo", dice Ariel Fleichman, socio de PwC Strategy&. "Para lograr que la población en los países en desarrollo participe plenamente en la economía moderna y se beneficie del impacto transformador de Internet, tenemos que hacer que el acceso sea más fácil y barato y, además, proporcionar a las personas razones de peso para estar en línea y apoyarlos a medida que descubren internet y lo utilizan por primera vez".

 

A pesar de todo, se desacelera

Pero incluso con estos beneficios, y de que hoy hay más personas conectadas que nunca, la desaceleración del crecimiento de internet es un hecho. ¿Cómo se explica? Existen, todavía, algunas barreras. Entre ellas, se destacan los costos de cobertura, la velocidad y capacidad de la infraestructura existente (y su necesidad de actualización constante) y la implementación de nuevas infraestructuras donde hoy no existen.


Por el tamaño de estas inversiones, el precio final del servicio sigue siendo un limitante para muchas personas. El estudio revela, de hecho, que los precios de acceso a Internet deberían caer cerca de un 70% para que sea accesible a un 80% de la población. Para eso, apunta el informe, se debe trabajar en áreas clave como conectividad, contenidos y servicio para traer a más personas en línea. La sustitución de las redes actuales de 2G por 4G/LTE es fundamental y podría traer una reducción de hasta 70% en el costo por Mb, haciéndolos rentables para los operadores de servicios de Internet. La inclusión de redes locales de alta velocidad podría hacer accesible el servicio a más de 300 millones de personas.