Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Periscope, la app para transmitir video en vivo, llega a Android

Con cada vez más mercado dentro del país, los espacios de trabajo colaborativo suman nuevas prestaciones, como salas de edición y microcines. Algunas tienen lugar para hasta 200 puestos y ofrecen servicios propios de grandes compañías.

La economía colaborativa se expande cada vez más en el mundo entero y eso también se refleja en nuestro país. Día a día, surgen nuevas iniciativas e ideas para compartir e intercambiar bienes y servicios a través de plataformas digitales, pero una de las más importantes es el coworking. A nivel local, según El plan C, un sitio de economía colaborativa, en nuestro país funcionan, aproximadamente, unos 43 espacios de coworking. Este dato es revelador si se tiene en cuenta que el último estudio realizado por este portal, que data de fin de 2014, estimaba que eran 38 en total. Esta investigación, de la que participaron 30 de los espacios existentes, reveló que el sector sumaba 1.660 puestos de trabajo en estos lugares, que fueron compartidos por 2.196 personas y 1.334 empresas. Otro número interesante que puede extraerse de este informe es que más de 21.000 personas interactuaron con estos espacios concurriendo a eventos, talleres y jornadas.
Asimismo, puede observarse que empresas de coworking que están experimentando un gran crecimiento, con varias sucursales e incluso, con filiales en otros países, como Urban Station, que tiene oficinas en Colombia y Turquía. También, este último tiempo, algunas empresas comenzaron a ofrecer más servicios y cobran una membresía por utilizar los espacios. Otras, en cambio, brindan prestaciones, como valor agregado, o cobran según lo que se consume en el momento. También, surgieron sitios gratuitos, como el Espacio de Trabajo Colaborativo del Centro Metropolitano de Diseño de la Ciudad de Buenos Aires, la sede de Njambre en la Universidad Nacional de Rosario o los espacios de intercambio sin dinero que ofrece la red Zona Colaborativa.
El incremento es tal que ya hay espacios de coworking tanto en provincias del norte como la Costa Atlántica y en varias ciudades del interior. Estos lugares son pequeñas oficinas con cinco puestos de trabajo hasta grandes espacios con 200 posiciones. La oferta del sector es muy variada y tanto profesionales independientes como pequeñas organizaciones pueden tener las mismas prestaciones que las grandes multinacionales alquilando por un tiempo determinado, por ejemplo, sala de reuniones con proyectores de última generación o contando con servicio de secretaria o cafetería en caso de necesitar reunirse con un cliente importante.
"Registramos, en 2014, 16 espacios en la ciudad de Buenos Aires, ocho en la provincia de Buenos Aires (en Mar del Plata, La Plata, Ramos Mejía, Vicente López, Martínez, Pilar y Chascomús); nueve en Córdoba (ocho en la capital y uno en Río Cuarto), tres en Rosario, Santa Fe, uno en Tucumán y uno en Salta, que ya cerró. Pero ese número quedó desactualizado porque todos los días se suma algún nuevo lugar", revela Marcela Basch, fundadora y editora de El plan C.
Emprendedores, trabajadores independientes e incluso pymes están optando por trabajar en espacios de coworking ya que los costos son bajos, no hay que lidiar con complejos contratos de alquiler, con garantías, con la contratación de servicios y con otros aspectos. Comparativamente con un bar, la diferencia principal es que estos espacios están diseñados para trabajar y cuentan con servicios propios del sector corporativos como pantallas, proyectores para presentación, impresoras, sala de reunión y asistencia, entre otros servicios, con lo cual a la hora de reunirse con un cliente genera una mejor imagen. Además, entre los factores por los cuales son cada vez más elegidos, se destaca la seguridad y clima laboral que se vive en estos sitios frente a los ruidos y distracciones que suelen haber en bares. Por su parte, el trabajador independiente puede contar con la ventaja de establecer contactos de trabajo y no sentirse aislado, tal como sucede con muchas personas que trabajan desde sus hogares.

Players

Uno de los primeros espacios de coworking que surgió, a nivel local, es Urban Station. Esta compañía abrió sus puertas hace cinco años en Palermo. Hoy, cuenta con 17 sucursales, tres de ellas, en la Argentina, otras en Chile, México, Colombia y Turquía. "Nuestra propuesta es que todas las personas puedan tener su oficina por el tiempo que lo necesiten desde una hora hasta estadías prolongadas", dice Florencia Faivich, cofundadora de Urban Station. Entre los servicios que se prestan, allí se destaca el acceso a todos los servicios de oficina, WiFi, coffee break y auriculares. Además, en las distintas sucursales, hay mesas individuales, livings, salas de reunión y capacitación, oficinas individuales y espacios para eventos.
Otro de los jugadores de este sector es La MaquinitaCo. "Recientemente, abrimos una nueva sede en Vicente López, que se suma a la que tenemos en Palermo. De esta manera, nuestros usuarios podrán utilizar ambos espacios", dice Marina Corbata, quien fundó, junto con Martín Orlando y Juan Manuel Otero, La MaquinitaCo.
Para Corbata, la principal ventaja de un espacio de coworking, más allá del buen café y una oficina bien ambientada, es el networking. "Al trabajar desde la casa se vuelve difícil llegar a nuevos contactos. Al iniciar un proyecto independiente el emprendedor suele creer que es atinado ahorrar y trabajar desde su hogar, pero al dar los primeros pasos, cuando el negocio empieza a activarse es necesario separar el ambiente personal del laboral. Los emprendedores acuden a nosotros en búsqueda de un espacio en el que convivir con profesionales con los que compartir 'penas y glorias', motivarse en ese intercambio, y alejarse así de las distracciones del hogar", señala la fundadora de La MaquinitaCo.
Otra alternativa es Belephant, un espacio ubicado en el barrio porteño de Núñez. Una de sus características es que está abierto las 24 horas los 365 días del año. Cuenta con 40 escritorios abiertos, 10 oficinas cerradas y salas de reunión. "El coworking fomenta relaciones de trabajo y sirve como lugar generador de nuevos negocios. Al tener a distintos profesionales de diversas ramas conviviendo en un mismo espacio, se favorece el desarrollo de sinergias que muchas veces terminan convirtiéndose en relaciones de cliente-proveedor o incluso societarias para ir en busca de clientes más grandes", agrega Patricio Silberman, director de Belephant.

El día después

De la mano del crecimiento, surgen cambios en este tipo de servicios. "Estamos viendo una evolución interesante y estamos atentos a lo que quieren nuestros clientes. Por caso, en el local de Palermo Hollywood, ubicado en el distrito audiovisual, incorporamos salas de edición y un microcine para satisfacer a este segmento", cuenta Faivich.
Cuando llega el momento de hablar sobre el futuro Corbata cree que las grandes empresas se van a acercar a esta industria para no tener que administrar sus oficinas y, al mismo tiempo, reducir costos estructurales. "Por otro lado, creemos que las redes de espacios van a ser sumamente importantes en el futuro ya que de a poco los usuarios, gracias a la independencia que la tecnología proporciona, podrán migrar y trabajar desde donde quieran", explica.
"Esta modalidad de trabajo es el futuro. Pequeñas estructuras, bajo costo fijo, con la posibilidad de ampliarse y achicarse amoldándose al tamaño del proyecto en el que estén trabajando es ideal. Además en los espacios de coworking se fomenta la colaboración, la comunidad y el networking", concluye Silberman.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Negro Chiterer
Negro Chiterer 26/05/2015 11:41:02

www.gowork.com.ar esta en gallo y corrientes, muy recomendable ya que sale de la zona de palermo...estacion carlos gardel del subte b y a una cuadra del abasto. muyyy recomendable.