Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La TV paga seguirá con una penetración del 80% de los hogares

Los números de la televisión paga en la Argentina no son los mismos de los que gozó hace dos años, aunque eso tampoco signifique un duro golpe para el negocio, que no parece mostrar fisuras y se mantiene estable.
De acuerdo con la consultora Ibope, el número de hogares en la Argentina con suscripciones a servicios de televisión por cable se mantendrá estable durante 2016 en 4,2 millones, sin cambios desde 2015. Pero en 2014, sin embargo, el número era apenas superior: las suscripciones al cable alcanzaban los 4,3 millones.
Las proyecciones indican que este año los suscriptores a los servicios de cable representarán el 80,9% de los hogares argentinos, con una tasa de penetración apenas inferior a 2015 y 2014, pero en línea con los números de 2012.
Sin embargo, el fenómeno de la televisión paga no se detiene, y cada vez es más usual que los televidentes no se sumen a los programas de canales de aire, ya que los contenidos no los atraen tanto como la opción abonada. Basta ver los números acercados por TGI Latina para entender cómo se mueve el negocio.
En 2015, el 53,2% de todo el tiempo frente a la televisión que pasaron los argentinos fue consumiendo servicios pagos. Si se mira la película entera, los números explican un crecimiento lento pero certero de la televisión paga. En 2014, el tiempo de consumo de estos contenidos pagos era de 50%. En 2005, alcanzaba el 34,5%. Es decir que, entre 2005 y 2015, el crecimiento logró una diferencia de 19 puntos porcentuales.
Esta tendencia tiene su correlato: durante el último trimestre de 2015 en los Estados Unidos se revirtío la tendencia al cord-cutting (dar de baja la suscripción de TV paga para pasar a utilizar exclusivamente los servicios de streaming), según los datos dados a conocer por AT&T, Verizon, Comcast, Charter Communications y Time Warner Cable. Las razones que argumentan estas empresas son los mejores paquetes de servicios y la inversión en tecnología.

Cuestión de rating

La batalla por el rating es, a pesar de los deseos que tuvo la ex-presidenta Cristina Fernández, una batalla ganada por Ibope. Kantar IBOPE Media -Ibope, es como se la conoce en el ambiente (la empresa que mide el rating en la Argentina y en otros países de América latina).
Desde 2015, forma parte de la cartera de negocios de Kantar Media y, también, sufrió la competencia estatal en el mercado. En 2014, se buscó implementar el Sistema Federal de Medición de Audiencia (Sifema), un servicio de medición del rating para los canales de aire. "Queremos tener la verdadera lectura de cuál es la audiencia, no de una región del país, sino de todos los argentinos", dijo en su momento Cristina Kirchner.
Una medición de 45 puntos de rating calculada por Ibope podía alcanzar los 54,9 para Sifema, de acuerdo a los datos que brindó en aquel momento la entonces primera mandataria. Sin embargo, en los canales de televisión, se sigue utilizando el tradicional sistema de Ibope.
Joaquín Garau