Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La Argentina, por debajo del promedio regional en el uso del mobile banking

Mientras que en algunos países desarrollados ya se avizora un futro sin dinero físico (en Suecia, por ejemplo), Sudamérica se mantiene relegada en el uso del mobile banking. De hecho, según un informe de la consultora TBI Unit el porcentaje de adopción de esta actividad en la región es del 59%, mientras que en la Argentina se encuentra casi dos puntos por debajo: 57,6%. "La adopción de usuarios de Internet y el tiempo que llevan en el medio modifica su confianza. A medida que el usuario pasa más de 4 años en el uso de Internet confía en la herramienta y experimenta otras formas. A esto se agrega la adopción de smartphones en la región, más lenta que en otras zonas, y disponibilidad de ancho de banda", explicó Pablo Tedesco, director de TBI Unit.
Más allá de la coyuntura regional, dentro del ranking tres bancos chilenos, uno peruano y uno brasilero, se ubican dentro de las cinco posiciones más altas. "Los argentinos, en su gran mayoría, aún no están focalizando su estrategia en lo móvil a nivel general", precisa Tedesco y agrega: "Desde lo que sería el full site no se incentiva, capacita, ni se desarrolla claramente el canal, los diseños no son responsivos y ante el análisis desde Google Mobile Friendly sólo el 50% pasa este testeo. Además, al analizar las aplicaciones o sitios webs disponibles móviles, hay grandes fallas de diseño y funcionalidades disponibles. Salvo el Banco Nación, que quedó primero en este análisis a nivel regional, el resto se encuentra bastante rezagado. Lo mismo en operaciones disponibles, la gran mayoría ofrece operaciones básicas de consulta".
El diseño específico para dispositivo móviles es uno de los principales temas pendientes con vistas a un usuario que, como describe Tedesco, "tiene poco tiempo, poco lugar visual y debe ser ayudado y simplificada su navegación, al igual que al pensar en la carga de datos. Todo debe buscar el ahorro de tiempo y carga".
En este sentido, Tedesco sube la apuesta y afirma: "Diría que hoy estamos en una etapa anterior a los mercados más desarrollados. El modelo seguido en la Argentina es el de descarga de aplicaciones, mientras el resto del mundo se busca la simplicidad en el uso. O sea el usuario decide qué tipo de plataforma utilizar, sea esta, la URL que se adapta o una aplicación, y en todos los casos se aclara al usuario qué operaciones podrá realizar desde cada plataforma. Pero también es importante lo previo, la posibilidad de analizar productos y servicios con el smartphone".
La seguridad online también conlleva un gran estigma que las entidades bancarias locales hacen poco por desterrar: "Aún muchos bancos descuidan el capacitar a los usuarios en seguridad, y esto está muy desarrollado en mercados del primer mundo", admite Tedesco.
Empresas y usuarios, dos extremos que todavía falta conectar para un desarrollo intensivo del mobile banking a nivel local.
Cecilia Filas