Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

INFOTECHNOLOGY.COM

Los gamers, reyes del Bitcoin

El sector gamer fue el que más consumió con Bitcoins. La base ha crecido un 700% en el último año hasta convertirse hoy en casi un 20% de los más de 40.000 usuarios de en la billetera digital Ripio, quienes se encargaron de hacer el relevamiento.
En los últimos meses, a partir de que los sitios más grandes de videojuegos comenzaron a aceptar bitcoins como forma de pago, el segmento gamer creció exponencialmente hasta convertirse en el grupo de usuarios más activo dentro de la plataforma. Los sitios que están en el centro del crecimiento de la nueva moneda son Steam y G2A.
En mayor medida, los gamers que usan Bitcoins tienen 18 y los 24 años de edad. Se trata de un grupo etario que en buena medida no cuenta con tarjeta de crédito o cuenta bancaria y encuentran en la plataforma la posibilidad de realizar compras pagando con bitcoins o con las líneas de crédito otorgadas a través del servicio Ripio Credit. Así, más de la mitad de los gamers ha solicitado un crédito en Ripio.com. Los montos de los créditos solicitados son en promedio de $ 1.000 mensuales.
"El gamer es un público que necesita resolver sus compras en el momento. Cuando encuentra una herramienta práctica y accesible para resolver ese aspecto, se vuelve un usuario regular. Desde Ripio queremos ofrecerles soluciones concretas a estos usuarios, que se ajusten a sus necesidades", comenta Sebastián Serrano, CEO de la compañía.

Japón: más CD, menos streaming

El servicio de streaming musical Spotify tardó más de lo pensado en llegar al país nipón y, para peor, no le está yendo nada bien. Cae frente a servicios alternativos y hasta los discos compactos son una alternativa de mayor preferencia para los japoneses.
Teniendo una librería aún más pobre que Line Music y Apple Music (sus competidores principales) en la tierra del sol naciente, su impacto ha sido minúsculo ya que los japoneses prefieren adquirir su música en CD e incluso vinilo.
Los analistas estiman que la causa más importante es que las grandes discográficas japonesas no ven con buen ojo ceder sus derechos, ni tampoco los artistas.
Al contrario del resto del mundo, los japoneses utilizan sus smartphones para casualmente escuchar música en YouTube y otras redes sociales y al descubrir que artistas prefieren van a las tiendas en busca del disco; irónicamente los servicios de streaming no hacen más que potenciar la venta del material físico. Si bien a nivel global las ventas de discos solo representan un 39% de las ganancias, en Japón el número asciende a un 84%.