Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Frankenstein 2.0: llega la reactivación de cerebros

Poder revivir a los muertos obsesiona -y aterroriza- a la humanidad, desde el principio del tiempo. Sino basta con apreciar la obsesión de la audiencia con el destino de Jon Snow, en Game of Thrones: ¿vive o muere? ¿Y si vive, será igual después de muerto?
Una compañía de biotecnología en los Estados Unidos se propone probar que los cerebros pueden, también, reanimarse. Y, de alguna manera, no se necesitaría más para revivir a nuestros seres queridos. Hace unos días obtuvo la luz verde del comité de ética de dos países clave para comenzar con el experimento: los Estados Unidos y la India. Allí 20 pacientes con muerte cerebral recibirán un trasplante de células madre, y sus sistemas nerviosos centrales serán estimulados para reanimar el tejido y las conexiones preexistentes. De lograrlo, el proyecto, llamado ReAnima, podría traer (siquiera parcialmente) de regreso a la vida a las personas.

Controversias y problemas

La aprobación de los comités éticos era fundamental para avanzar porque hay una cuestión moral en juego: ¿se debería intentar, siquiera, jugar a ser Dios?
Pero desde la ciencia y la técnica, hay inconvenientes menos subjetivos respecto al proyecto. De hecho, no existe evidencia científica de que los resultados sean optimistas. Da confianza que sea Calixto Machado, uno de los neurólogos más importantes del mundo y especialista en muerte cerebral, quien esté liderando el proyecto.
El implante de células madre será el primer paso de una serie de pasos -que incluyen inyecciones de ciertos químicos, estimulación del sistema nervioso, etcétera- en los pacientes con muerte cerebral cuya supervivencia está mediada por máquinas de todo tipo.
Así, después de probar las diferentes terapias, un equipo monitoreará la actividad cerebral de los participantes durante semanas y meses, buscando síntomas de reactivación. Los primeros tests comenzarán en la India en las próximas semanas.