Martes  18 de Junio de 2013

El próximo desafío de Windows

La última versión del sistema operativo comenzó a abrirse paso en el ámbito empresarial local. Sin embargo, su adopción podría llevar tiempo. Los retos, en la opinión de usuarios corporate y la llegada del próximo “blue”.

El desarrollo de Windows ha estado desde siempre fuertemente ligado a la difusión y popularización de la computación. Esto ha sucedido tanto a nivel hogareño como en el ámbito empresarial. Sin duda, existe una fuerte sinergia entre un uso y otro. Windows hizo sencillo y accesible el manejo de las computadoras y aún hoy es el ambiente natural para la gran mayoría de los usuarios. La llegada de la última versión del sistema operativo (Windows 8) aparece como un paso más para tal evolución, pero, según deja en evidencia su trayectoria hasta el momento, tiene algunas particularidades. El modo en que esas diferencias afectan la adopción del sistema y la migración definirán su éxito en el ámbito empresarial. Se suman factores que son más estructurales.

Datos y sensaciones

En octubre de 2012, Hernán Rincón, presidente de Microsoft para América latina señaló que la compañía esperaba que Windows 8 fuera el sistema operativo más popular de la región y del mundo. En gran parte, esta expectativa se daba en razón de la gran cantidad de computadoras con Windows 7 que podrían implementar una actualización a Windows 8.
Los registros de venta del nuevo sistema operativo de la empresa de Redmont probaron certera tal apreciación, igualando las marcas establecidas por su predecesor en cuanto al tiempo que llevó alcanzar las primeras 100 millones de licencias vendidas a nivel global. Cabe recordar que Windows 7 alcanzó las 240 millones de licencias en su primer año. Si bien tales números representan un balance positivo, tampoco son tan buenos como la compañía lo esperaba, aunque no tan pobres como muchos analistas habían vaticinado.
Detrás de las dudas despertadas por la nueva versión de Windows aparecen dos aspectos relacionados. El primero de ellos es un declive lento pero firme en la venta de computadoras de escritorio. Hace pocas semanas, la consultora IDC tuvo que corregir sus proyecciones para 2013 y pasar de una merma de 1,3% en los envíos a un 7,8%, para las ventas globales de equipos. El factor clave es la competencia que ejercen los dispositivos móviles, tanto las tablets como los smartphones, para la PC tradicional. Por otra parte, Microsoft puede haber llegado un poco tarde al mercado de esos dispositivos, aun cuando es consciente del cambio. Tanto es así que Windows 8 se diseñó con la intención de tener un mismo sistema operativo para dispositivos móviles como para computadoras de escritorio. El resultado fue un producto bien recibido para dispositivos móviles, pero que generó confusión entre los usuarios tradicionales de PC, según muestran varios comentarios de usuarios en foros especializados. Al respecto, entre los cambios, los más importantes o de mayor impacto para el usuario promedio han sido la interfaz Metro basada en un diseño con forma de mosaico y la desaparición del botón de inicio.

La adopción en la Argentina

En el ámbito empresarial, los factores para la adopción de un sistema operativo son mucho más complejos que los del uso personal. Lo que sucede con varias de las empresas internacionales radicadas en la Argentina es que siguen los pasos y decisiones de las casas matrices. Por ejemplo, Ford, en este momento, emplea Windows XP y Vista y está realizando su migración a Windows 7. La decisión llega de la sede central en los Estados Unidos, indican desde la firma que emplea en la Argentina a más de 3.800 personas.
En muchos casos, y sobre todo cuando se trata de pymes, existe una visión muy pragmática de los sistemas que se emplean y no se realizan cambios, salvo en caso de necesidad.
Domcel es una empresa dedicada a la distribución de herramientas industriales y servicio técnico. Tiene su sede en la Ciudad de Buenos Aires y unos seis empleados. El sistema operativo que emplea es el Windows XP y hasta el momento no se han visto en la necesidad de migrar a otra versión, dado que los programas de facturación que emplean no lo exigen. Sin embargo ya están realizando algunas pruebas con otros sistemas, aunque sin planes inmediatos.
Un ejemplo similar es Distrielectro. Esta empresa se dedica al comercio de materiales eléctricos. Aunque cuenta con 24 empleados, una buena parte de ellos son operarios que trabajan fuera de las oficinas. Por esa razón, apenas se utilizan tres computadoras de escritorio y sólo recientemente se ha agregado una notebook.
Actualmente, Distrielectro emplea Windows 7 luego de haber dejado la versión XP hace un par de años. Según explica su gerente Administrativo, Sergio Varone, no existen planes para pasar a Windows 8. Prima la relación costo beneficio como motivo. Incluso se ha dejado de utilizar la suite de oficina de Microsoft y ahora se emplea Open Office, que es una alternativa gratuita. La razón: “Con Open Office no tengo ningún problema y con la suite de Microsoft había cosas que no funcionaban bien, y no tiene sentido pagar por algo que no te funciona”, señala Varone.
En este punto hay que tener en cuenta un dato no menor. Windows 7 fue un paso afortunado, luego de los problemas que tuvo Microsoft con Vista. El 7 logró la aprobación de parte de los expertos y usuarios por igual, contra la dura experiencia que tuvo su predecesor. Sin embargo, justamente, por el nivel de aceptación que logró Windows 7, éste también se constituye como uno de los principales competidores de su sucesor. El desafío para Windows 8 es lograr ratificar que existe una ventaja lo suficientemente importante para los usuarios y empresas como para justificar una nueva migración sistémica.
Otro es el caso de Hanna Instruments, de origen estadounidense. Se trata de una empresa dedicada a la fabricación de instrumentos de medición de la calidad del agua y los alimentos. En la Argentina, tiene su sede en la Ciudad de Buenos Aires y una plantilla de 11 empleados. El negocio tiene como punto clave a las importaciones. Su parque de equipos se compone de 11 unidades de escritorio y un servidor, todos funcionan con Windows 7. Esta última actualización se hizo durante 2010.
Michele Bram, encargada de la gestión Administrativa de la empresa, comenta que, en efecto, la empresa no tendría ningún inconveniente en pasarse al sistema más nuevo de Microsoft, salvo por los costos que implica. Cabe recordar que las licencias OLP para Windows, llegan a costar más de u$s 260. Los precios pueden estar atados a una cantidad de compra mínima.
“Anteriormente, en los días de Windows 95, era posible realizar upgrades de los sistemas, pero ahora hay que renovar todas las licencias para pasar de una versión a otra y las licencias no son precisamente baratas”, comenta. Otro aspecto a tener en cuenta es la necesidad de renovar las suites de oficina. Según Bram, es muy difícil plantear una renovación de software cuando hay que desembolsar una cifra considerable. Por otro lado, tampoco observa una oferta sólida de programas contables y de CRM, en Windows 8, y estima que ello se debe al retraso en la adopción.
Como es lógico, las empresas vinculadas al ámbito tecnológico tienden a actualizar sus sistemas mucho antes que las que pertenecen a otros sectores. Un ejemplo es Hexacta.
La consultora de IT tiene más de 250 empleados, cuatro oficinas en la Argentina, incluyendo su sede central, y presencia en Brasil, Uruguay y Estados Unidos. Hexacta, que, en 2010, facturó u$s 9 millones, y, desde entonces creció a un ritmo de un 25% anual, emplea hoy Windows 7, aunque ya tiene notebooks con Windows 8.
Luego de que salga el primer service pack, el próximo año, la empresa espera adoptar de forma masiva el sistema. Según explica Eric Delahaye, Manager Técnico de la firma, tal decisión no es diferente a la que toman la mayoría de las compañías, cuando se lanza una nueva versión de un sistema operativo. Siempre se espera un periodo de tiempo para asegurarse de que el software es lo suficientemente estable. Por esa razón, se da un retraso en el sector empresarial, sobre todo en las empresas más grandes.
Otro aspecto que muchas veces juega en contra de una migración temprana es que las empresas tienen muchas aplicaciones que son activos importantes para su negocio. Abandonarlas o adaptarlas al nuevo sistema implica una inversión no menor, tanto en tiempo como en costo. No obstante, Delahaye cree que el paso a Windows 8 será un movimiento natural y señala algunos aspectos clave. Uno de ellos es que casi todas las aplicaciones que funcionaban con Windows 7 funcionan sin problemas con Windows 8. Por esa razón, el cambio será mucho más sencillo de lo que fue en su momento el de XP a Windows 7.
Un factor a tener en cuenta es la inversión en hardware. La nueva versión de Windows es la primera en la historia que necesita un nivel de potencia igual o menor al de su antecesor. Muy lejos de lo ocurrido en su momento con Windows Vista, cuyos requisitos hicieron que su adopción fuera problemática.
No obstante, para Delahaye un posible punto débil del sistema es que aún no hay suficientes aplicaciones dedicadas a la productividad para la interfaz Metro. Al cierre de esta edición, la cantidad total de apps para el sistema superaba,según el sitio MetroScore Scanner, las 89.000, cuando en marzo eran 50.000. Sin embargo, los desarrollos apuntaron más a la parte de socialización. Tal ponderación se suma entonces a los posibles motivos (ver recuadro) para que Windows 8 aún no despierte, en las empresas, el entusiasmo de otras versiones.

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000056,000059,5000
DÓLAR BLUE0,000063,000063,5000
DÓLAR CDO C/LIQ-0,0000-68,4596
EURO0,541164,296464,3307
REAL0,043414,055414,0647
BITCOIN-0,92378.280,51008.285,7400
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,882057,1875
C.MONEY PRIV 1RA 1D-1,612961,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-1,587362,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000058,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000132,00132,00
CUPÓN PBI EN PESOS1,26581,601,58
DISC USD NY0,000085,0085,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-1,688031.798,1100
BOVESPA0,2800104.301,5800
DOW JONES0,970026.787,3600
S&P 500 INDEX0,97672.966,1500
NASDAQ1,06008.048,6490
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,0797345,2990345,5746
TRIGO CHICAGO-1,0763185,7395187,7604
MAIZ CHICAGO-0,8799155,2103156,5882
SOJA ROSARIO0,0000244,0000244,0000
PETROLEO BRENT0,202259,470059,3500
PETROLEO WTI-0,093353,540053,5900
ORO-1,01231.476,60001.491,7000