Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

El mundo es de los players chinos

El famoso "Made in China" tuvo, durante muchos años, un posicionamiento injusto. Los productos chinos eran considerados peligrosos, de mala calidad, siempre de segunda mano. Pero una serie de players chinos invirtieron fuertemente para, de unos años a esta parte, dar un volantazo, especialmente en lo que se refiere al segmento Mobile. Hoy, los dispositivos móviles más innovadores del mundo no tienen su sede en California, como dicen, orgullosos desde Apple, sino en Beijing. Tanques como Lenovo, su subsidiaria Motorota, Asus, Huawei, Xiaomi, One Plus o TCL, y su subsidiaria Alcatel, habían penetrado el segmento de gama media, en donde ganaron terreno mientras otros competidores se metían de lleno en el mercado de alta gama explotando dos variables muy apreciadas por el consumidor final: funcionalidad y precio. Pero ahora también se metieron de lleno en el segmento de alta gama.
Dice Rodrigo Ubeda, gerente de Marketing de Huawei, que "China s sufrió una transformación hacia el mundo y la mejor carta de presentación son sus propios productos. Hoy las marcas ya no producen para su mercado interno, que son más de 1.000 millones de personas; salieron de China para conquistar el mundo y entienden que ahí hay mucha competencia. No solo producen los dispositivos sino que todos los centros de investigación y desarrollo, que hacen posible las innovaciones dentro de los aparatos, también suceden en China".
Al tema de la calidad se le suman las agresivas estrategias de marketing y pricing que desarrollan varios competidores en el país. El caso de los 300 celulares que Huawei ofreció a $ 1, válido por órden de llegada, es un buen ejemplo de esto. El presupuesto destinado a acciones no es poco: las inversiones en contratar a Messi como cara de la compañìa o el patrocinio de marcas deportivas son buenos caminos para familiarizar a los argentinos con su marca. Funcionó: ya son la tercera compañìa, en ventas de celulares, del país.

De alta gama también

Budget-friendly parece ser la consigna para la mayoría de los dispositivos móviles Made in China en el mercado local. Pero algunos lanzamientos, como el Moto Z que se lanzó en abril pero que verá recién la luz en un mes en nuestro país, son buenos ejemplos de modelos que pretenden atraer a un consumidor high-end. Lo mismo sucede con algunos headsets de Huawei. Otras marcas, como Xiaomi o One Plus, todavía no han puesto un pie en el mercado pero se venden, co relativa popular, por Internet.
Florencia Pulla