Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Desconfianza en el sistema financiero, la barrera para el home banking

Aunque la Argentina se ubica como el tercer país con mayor penetración de Internet en la región, después de Brasil y México, según el informe Futuro Digital 2014, elaborado por Comscore, solo el 33% de los usuarios locales utiliza home banking y el 34% realiza compras online, de acuerdo a una encuesta de la empresa especializada en el diseño y desarrollo de estudios de mercado DatosClaros, realizada a usuarios de la Argentina, Chile y Perú.
El bajo porcentaje de adeptos al home banking no sorprende a Natalia Gitelman, socia de la consultora: “Tiene que ver más con una inestabilidad en relación a la confianza en el sistema financiero, que con un tema de barreras en cuanto a la conectividad”. Y agrega: “Es una barrera cultural que está costando mucho derribar, hasta en los jóvenes. Tiene que ver con una necesidad de seguridad, vinculada al hecho de que están manejando tu dinero y la garantía que te puede dar eso. También debe tener un arrastre de todo lo que la Argentina pasó con el sistema financiero en 2001”.
Más allá de la cuestión cultural, las webs bancarias aún tienen algunos aspectos para mejorar en relación a la experiencia con el usuario. Pablo Tedesco, director de TBI Unit, las resume en: “No poseer herramientas para personas con discapacidad; no ser Google Mobile Friendly; la adopción de opiniones de clientes y la multimedia para capacitar a posibles clientes en productos o servicios; y la falta de un diseño responsivo para permitir su adaptación a cualquier dispositivo”.
En este sentido, Gitelman explica: “Las propuestas de home banking tienen que tener criterios importantes de seguridad que implican diversos pasos y quizás no todo el mundo tiene esa disponibilidad. Para garantizar la seguridad hay muchos criterios a cumplir y no siempre van de la mano de la accesibilidad en comparación con otras cosas como puede ser una compra por MercadoLibre”.

Supermercados

Aunque en materia de e-commerce los números se mantienen similares, la expectativa es que este indicador tienda a mejorar en el corto plazo. Si bien para Gitelman algunos mitos del comercio online “ya están muy derribados”, como la compra de pasajes, por ejemplo, reconoce que la oferta digital en otros rubros no es tan eficiente.
“No tenemos un buen e-commerce de supermercados. Las marcas de consumo masivo y el retail todavía no tienen una propuesta importante para una conversión de comercio electrónico”.
“Nuestra vida no es solo comprar pasajes o comprar y vender cosas que queremos o tenemos. Si no existe la oferta, es difícil usarla. Se está avanzado pero me parece que todavía hay mucho por investigar, por hacer y proponer”, cierra Gitelman.
Cecilia Filas

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar