Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Conexión 360°: otro reto Cio

Trabajar con dispositivos conectados y grandes volúmenes de datos plantean una nueva realidad para los responsables de tecnología de las empresas. Aquí, algunas pistas para encarar mejor los proyectos vinculados con estas soluciones.

A medida que las organizaciones van implementando sensores, sistemas de automatización y, por qué no, Internet de las Cosas (IoT), los CIOs deben enfrentar nuevos desafíos ya que no sólo hay que desplegar estas soluciones, sino que hay que seleccionar a los proveedores y analizar la estrategia para determinar cómo impactan en el negocio, entre otras cuestiones. "Una organización que pretende sacar provecho de los dispositivos conectados requerirá, mínimamente, de tres cosas: primero, una infraestructura sobre la cual construir la solución de Internet de las Cosas (IoT); en segundo lugar, necesitará herramientas para administrar y provisionar millones de dispositivos en esa infraestructura. Por último, deberá contar con una forma de recolectar, almacenar y analizar grandes volúmenes de datos, para luego traducirlos en acciones significativas que sean percibidas por los usuarios como beneficiosas", explica Octavio Duré, gerente de Ingeniería de Software de VMware para SOLA, una firma dedicada a la infraestructura de nube y movilidad empresarial que cuenta con más de 500.000 clientes en todo el mundo. Según el ejecutivo, el desafío vinculado a la gestión de los datos comienza cuando se cuenta con más de 150 dispositivos conectados.
Tímidamente están apareciendo municipios que, bajo el concepto de smart city (o ciudades inteligentes), usan sensores para extraer una cantidad infinita de información y conocimientos para obtener una ventaja competitiva y mejorar la calidad de vida del ciudadano. Es el caso de la ciudad de Mercedes, Provincia de Buenos Aires, donde Maximiliano Chisnerman, se desempeña como Sub-Secretario de Reforma y Modernización del Estado en la municipalidad de esa ciudad. "A partir de mediados de 2014, desarrollamos un sistema de sensorización que contempla 20 sensores de datos ambientales como temperatura, humedad, presión atmosférica y pluviómetros digitales, entre otros. También colocamos sensores de altura del río en varias partes de la cuenca del Luján, para alertas tempranas", explica. Simultáneamente, se implementó un sistema de riego e iluminación inteligentes y los sensores de presencia que interactúan con la aplicación Mercedes Digital y la Tarjeta Municipal Inteligente.
"Los programas de sensorización ocupan una parte muy importante de mi labor desde el inicio del proyecto. De hecho, yo estuve a cargo del armar los sensores, programarlos, automatizarlos, instalarlos y mantenerlos. También participo de la publicación de la información en un portal de Datos Abiertos a toda la comunidad", explica.
Para evitar problemas vinculados a la seguridad de la información, los sensores están conectados a servidores propios. "También contamos con una plataforma Junar para publicaciones de datos en tiempo real. Por otro lado, hay sistemas internos automatizados que responden según reglas establecidas. Además, la red es interna y todo está conectado por una red propia. Por lo tanto, es imposible que intrusos accedan a la red", explica Chisnerman.

Ejemplo empresarial

El Hospital Italiano, ubicado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, empezó a trabajar con IoT en mayo de 2015 para controlar la temperatura en heladeras y freezers. A tal fin, tienen conectados unos 200 dispositivos a través de un sistema inalámbrico. Para gestionarlos, Daniel Luna, jefe del Área de Tecnología e Infraestructura del Departamento de Informática en Salud de la entidad, indica que cuentan con un dashboard en donde se muestran todos los datos capturados en tiempo real: "Como todos dispositivos son autónomos y funcionan con baterías recargables, la continuidad de las mediciones está garantizada aunque haya cortes eléctricos", explica.
Además, cuentan con un servidor SCADA que almacena la información de las mediciones en una base de datos. El sistema funciona de manera tal que, en caso de detectarse anomalías, se disparan alertas a través de SMS y e-mails para que interfiera la mano del hombre. "Es fundamental garantizar la seguridad de los pacientes. Por eso, tenemos que saber si hay un corte eléctrico en una heladera que contiene material biológico o vacunas", grafica Luna.
Los peligros de un posible ataque informático no le preocupan a este profesional ya que los dispositivos están conectados a través de la nube privada del Hospital. En síntesis: las medidas de seguridad son máximas y quien pueda ingresar a esta nube tendrá acceso a un sinfín de información crítica de la organización, pero, para eso, hay que poder atravesar firewalls y proxys, algo muy difícil de lograr.
"El hecho de haber implementado IoT optimizó muchísimo mi trabajo, también mejoró la asignación de tareas de otras personas ya que, por ejemplo, antes, las mediciones se hacían de manera manual, se cargaban a una planilla de papel y de ahí a una planilla de cálculo en una computadora. Definitivamente, tener los datos en tiempo real simplifica los procesos y tiene efectos positivos desde lo económico", apunta Luna.

Consejos para tener presente

En 2020, prácticamente todo lo que nos rodea se comunicará con Internet, vaticinan varias consultoras. Por ello, los expertos destacan que el tema ya debería estar en la agenda de los CIOs. "Mi recomendación para las personas que estén a cargo de proyectos de este tipo es que no se desanimen, porque las implementaciones no siempre funcionan bien en el corto plazo. De hecho, por lo general hay condiciones externas que los traban, pero hay que insistir y no decaer", dice Chisnerman, y agrega que también es importante investigar si la solución que el CIO cree necesitar no está ya desarrollada en otra parte, ya que en caso afirmativo el camino de implementación y mantenimiento se allana bastante: "La comunidad de IoT es muy grande y está ávida de compartir experiencias. Además, este tipo de soluciones son muy, pero muy económicas", agrega.
En tanto Luna recomienda: "Los CIOs que quieran implementar IoT deben analizar el nivel de optimización que se logra con este tipo de solución. Además, el ejecutivo debe saber evaluar el costo de oportunidad y la relación costo-beneficio, porque no se trata de colocar dispositivos conectados para cualquier cosa. De ahí que uno de los principales desafíos del CIO sea detectar cuáles son aquellas instancias susceptibles de optimizar con equipos conectados", concluye.
La analítica se ha convertido en una de las principales fuentes para extraer valor de los datos, por eso, se estima que esta disciplina será en breve una de las prioridades de los CIOs. Sin dudas, uno de los roles más importante que tendrán que afrontar estos directores será el de sacarle provecho a la analítica para rentabilidad productos y servicio o ganar en la eficiencia de las implementaciones realizadas. Así, estos ejecutivos darán un paso más allá en la posición estratégica que ocupan para que su trabajo se torne aún más crítico para la toma de decisiones de cualquier organización, ya sea negocio o gobierno.