Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Blogs que se volvieron íconos IT

Desde 2000, rompieron con el modelo amateur, se profesionalizaron y convirtieron en referentes. Hoy, son los blogs de IT más influyentes en español: Gizmodo, Engadget y Xataka. Sus autores cuentan cómo fue el camino y cuáles son sus desafíos.

Blogs que se volvieron íconos IT

Prácticos, ágiles, relevantes y actualizados son sólo algunos de los adjetivos con los que se refieren a los blogs de IT sus lectores, al ser consultados por IT Business.

En su mayoría son jóvenes, de entre 18 y 35 años, profesionales de IT y apasionados por la tecnología en general, que quieren acceder a contenidos especializados, desde sus celulares y sus notebooks, de forma rápida y sencilla. "Me gustan por su practicidad: juntan lo más importante, lo más relevante de todo y lo puedo ver en pocos minutos", sintetiza Julián Pérez, de 29 años, ingeniero electrónico, respecto de Xataka y los otros dos blogs del mismo grupo (Applesfera y Android Libre), los cuales revisa entre dos y tres veces al día desde su celular.

Como Pérez, alrededor de 5 millones de usuarios visitan mensualmente cada una de estas páginas, que se siguen autodenominando a sí mismos blogs, aunque se parezcan en tamaño y contenido a grandes revistas, con ediciones locales en varios países y decenas de colaboradores.

En base a los rankings publicados regularmente por los portales Alianzo y Bitácoras, y a un relevamiento informal hecho por IT Business, Gizmodo, Engadget y Xataka se perfilan como los favoritos de la vasta blogosfera de tecnología entre los usuarios argentinos. Se destacan por tener todo su contenido en español, contar con presencia en Europa y en América, y por su continuidad en el tiempo, que supera una década. No poca cosa en el efímero universo online.

Aunque las historias de cada uno no son idénticas, prevalece un elemento común: la decisión deliberada, tomada a principios de los 2000, de pasar de ser una simple comunidad de fanáticos de la tecnología a un medio digital especializado. A esto se le suma un esquema de trabajo colaborativo y online, con redactores y editores ubicados en distintas ciudades del mundo y que provienen en general de la informática, la ingeniería y no del periodismo.

"En un inicio éramos estrictamente blog, es decir, publicábamos un artículo a la vez, en una línea de tiempo directa. Ahora hemos cambiado pero preferimos seguir llamándonos así, porque mantenemos un estilo informal, más relajado que una revista", explica José Andrade, editor fundador de Engadget.

"Nosotros somos parte de la comunidad. No queremos división entre los editores y el lector", agrega, en una descripción que se repite en boca de los referentes de los tres casos.

Engadget en español es propiedad del gigante AOL. La versión original, en inglés, fue creada en 2004, y su edición en habla hispana nació un año más tarde, fruto de la iniciativa de Andrade. "Yo leía Engadget en inglés y decidí comunicarme con ellos (AOL) y proponerles hacer una versión en español", relata desde Connecticut, Estados Unidos, el ingeniero en Sistemas devenido en editor. "Empecé porque me apasiona la tecnología. Lo único que sé hacer es escribir sobre tecnología y desarrollar tecnología", agrega.

También en 2004, pero en España, surgió Xataka. "Veníamos de los blogs, de un mundo completamente amateur, de gente que escribía por el puro placer de escribir y comunicarse con otros", rememora Antonio Ortiz, ingeniero y desarrollador de software, y Director Editorial y fundador de Weblogs SL, grupo de medios especializados español que comenzó con Xataka y hoy nuclea unas 40 publicaciones especializadas. "Ahí empezó a emerger un mundo de gente que hacía contenidos desde una ortodoxia diferente a la del mundo periodístico, con una comunicación mucho más personal, de opinión, experimental", cuenta.

"Si bien en Estados Unidos estuvieron los pioneros en esto, en español fuimos los primeros que dijimos muy claramente: vamos a hacer algo más grande que un blog personal y va a tener vocación de negocios", narra Ortiz en referencia a aquel momento clave en la evolución de los contenidos. "Fue una etapa con mucho debate. Algunos sentían que había una traición a la pequeña tradición bloguera", añade.

En el caso de Gizmodo, el proceso fue un poco diferente. Su versión en español, creada en 2006 por Netmedia Europe, fue antecedida por la original en inglés, primer referente en el rubro, fundada en 2002, perteneciente a Gawker Media. En principio, Gizmodo en español era un blog independiente a la edición norteamericana, a la que simplemente pagaba por usar la marca, pero en 2013 Gawker Media recompró la licencia de la marca que había cedido a Netmedia, y relanzó el proyecto como punta de lanza del grupo en el mercado hispano, en España y el continente americano. "Trabajamos de la mano. Somos la misma publicación pero en diferentes idiomas. Muchos temas los tomamos de ellos y otros temas ellos de nosotros", explica Carlos Rebato, responsable editorial de Gizmodo en español.

Una década en línea

"Ahora Engadget ya es conocido y los fabricantes se nos acercan a ofrecernos sus productos pero cuando recién comenzábamos teníamos que rogarles. Hemos tenido que dormir afuera de las tiendas, pasar noches enteras esperando por los iPhones", recuerda divertido Andrade. Incluso, añade, tuvieron que comprar dispositivos solamente para poder probarlos. "Ahora es más simple. Se nos acercan o podemos pedir que nos den algo en préstamo. Eso sí, nunca nos quedamos con un dispositivo, siempre lo devolvemos", subraya.
Pero la posibilidad de acceder a los últimos productos para poder probarlos y publicar sus críticas, no es el único aspecto que ha cambiado. Los contenidos de estas páginas tampoco son los mismos: pasaron de abordar casi exclusivamente los últimos gadgets en el mercado, a incluir temas tan diversos como los estrenos de ciencia ficción en el cine, el mercado de videojuegos, la arquitectura sustentable o la situación económica, por nombrar algunos ejemplos.

Un fenómeno que en Gizmodo fue bautizado como "La Mezcla", en referencia a la necesidad de alcanzar un equilibrio justo entre la amplia variedad de temáticas. "Esto tiene mucho que ver con cambios generacionales y los cambios en el papel de la tecnología", explica Ortiz.

El especialista cuenta que cuando nació Xataka había mucha demanda porque se explicara cómo funcionaba un celular, cuál computadora convenía comprar... "Había poco conocimiento sobre el producto en sí. Hoy, la demanda de esa información tan técnica es menor, lo que se necesita es información sobre cómo el uso de esa tecnología afecta nuestras vidas", diferencia.

Pero, ¿quién conforma esa audiencia? En su mayoría son hombres jóvenes, y si bien la predominancia del género masculino se mantuvo a lo largo de los años, las características generales variaron, a la par de la evolución en los contenidos.

Ortiz clasifica a los seguidores de Xataka en tres categorías: "La audiencia más importante está formada por los que denominamos los parroquianos. Vienen directamente a nuestra web y son muy apasionados por la tecnología, que forma parte de su vida, de sus intereses primarios, y quieren saberlo todo", explica. "Luego hay otra audiencia, que llega de forma más esporádica, nos visita menos a menudo pero cuando hay alguna noticia tecnológica se acuerda y entra. Por último, está el valioso público nuevo, que llega por las recomendaciones en redes sociales, y finalmente los más coyunturales, los que le preguntan a Google qué celular me compro, y dan con nosotros".

Federico García, de 28 años, ingeniero industrial, es parte de lo que Ortiz denomina "parroquianos". Lee varios blogs del universo Xataka, pero también otra decena de sitios similares, en inglés y en español, desde hace unos seis años. "Me gusta estar al día con todo lo nuevo", explica. "Soy muy curioso y me inquieta cómo la tecnología cambia radicalmente la vida". Tiene a estos sitios para sus momentos de ocio, aunque aclara que mucho de lo que aprende en ellos también le sirve para el trabajo, a la vez que lo entretienen.

Pero nadie quiere dormirse en los laureles. Todos están atentos a los cambios, que aunque fueron una constante a lo largo de la historia de los blogs, ahora traen renovados desafíos, como el fatal peligro de volverse obsoletos para con las nuevas generaciones de fanáticos de la tecnología, el saber abrir el abanico de temas sin perder la especificidad que fue la clave de su éxito, y la complejidad de llegar de la mejor manera a usuarios que, aunque comparten un idioma, tienen tantas particularidades como son los del extenso mundo hispanohablante. "Cuando nacimos éramos los nuevos y el mundo de los blogs era la cresta de la ola. Éramos una disrupción. Ahora ya no", reflexiona Ortiz sobre Xataka. "El reto es darte cuenta de que hay que estar en un proceso de adaptación continua, y que lo que funcionó en la última década no servirá para construir el medio líder de la próxima", concluye.