Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

41% de los jóvenes no usan su nombre real online

Cada tanto se lee que a los Millenials no les interesa proteger su privacidad y seguridad en línea pero la cuestión dista de ser tan lineal. Un estudio realizado por las investigadoras Eszter Hargittai y Alice Marwick, "Explicando la paradoja sobre la privacidad con la apatía en línea" (Explaining the Privacy Paradox with Online Apathy), entre personas de 19 a 35 años, muestra que los integrantes de este grupo etario utilizan distintas estrategias, desde "usar diferentes sitios y Apps para diferentes propósitos y configurar específicamente distintos niveles de privacidad, hasta utilizar seudónimos, tener cuentas múltiples, y utilizar opciones como 'navegación de incognito', plugins como 'Do-Not-Track' y Apps que gestionan las distintas passwords".
Otra investigación, en este caso de la consultora Pew Research Center, llamado "El estado de la privacidad en los Estados Unidos post-Snowden" (The State of Privacy in Post-Snowden America), entre "jóvenes adultos" de 18 a 29 años, señala que estas personas "están más enfocados que sus mayores a la hora de proteger su privacidad online": 74% limpia las cookies y los historiales de los navegadores, 71% han borrado o editado un posteo que realizaron con anterioridad, 49% configuraron sus navegadores para que rechacen cookies y 41% decidieron no utilizar sus nombres reales en reterminados sitios. En todas estas categorías, además, los jóvenes superan a aquellos que superan los 29 años.

Mayor preparación

El cambio de paradigma sobre la privacidad que trajo consigo la aparición de la revolución digital "hace más confuso el momento de decidir qué información se debería mantener fuera del alcance de los desconocidos y que se debería compartir", explica Diego Taich, director de Consultoría en Tecnología, Seguridad y Análisis forense de PwC Argentina. "Las personas que están en la franja de edad que va desde los 13 a los 35 años, han tenido una inserción al mundo digital desde edades tempranas y por lo tanto manejan con mayor facilidad y aprenden" el uso de las distintas plataformas, desarrolla el especialista. "Asimismo, si bien tienden a volcar mayor cantidad de datos personales en ellas, al hacer un uso más intenso de las mismas, logran comprender mejor algunos de los riesgos asociados con dichas tecnologías y a utilizar o poner en marcha medidas de protección más efectivas para sus datos online. El concepto de cibercrimen es parte de su mundo digital, y están mejor aggiornados para comprenderlo y defender su información privada.”
Sebastián De Toma