Trump cede y retira la Guardia Nacional de las calles de Washington

Fue tras la masiva manifestación pacífica en homenaje a Floyd, y luego de haber amenazado reiteradas veces con militarizar la capital de Estados Unidos. El país superó los 110.000 fallecidos por el coronavirus y roza los dos millones de infectados

Tras las sostenidas protestas desde la muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía en Mineápolis, que anoche tuvieron un punto cúlmine con la multitudinaria protesta en Washington, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó hoy la retirada de la Guardia Nacional de la capital, al decir que "todo está perfectamente bajo control", como si quisiera minimizar su insistencia previa con militarizar las ciudades donde hubiera protestas.

"Acabo de dar la orden a nuestra Guardia Nacional para que comience el proceso de retirada de Washington DC ahora que todo está perfectamente bajo control. Van a irse a casa, pero pueden volver rápidamente, si son necesarias. Muchos menos manifestantes de los esperados participaron anoche", tuiteó Trump.

I have just given an order for our National Guard to start the process of withdrawing from Washington, D.C., now that everything is under perfect control. They will be going home, but can quickly return, if needed. Far fewer protesters showed up last night than anticipated!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) June 7, 2020

Apenas el sábado, y en medio de las crecientes críticas por su gestión de las fuerzas de seguridad y las amenazas que reiteró el jefe de Estado de sacar a los militares a las calles para reprimir las protestas y eventuales saqueos, Trump ordenó cercar completamente la zona adyacente a la Casa Blanca.

Es que en paralelo, las autoridades locales de Washington facilitaban la megamanifestación contra el racismo institucional y la brutalidad policial, mediante el cierre de tránsito.

Además, en otras ciudades estadounidenses y de otros países, se fueron sucediendo marchas multitudinarias en solidaridad a la de Washington y a la despedida de Floyd. El viernes, la alcaldesa de Washington, Muriel Browser, que se opuso expresamente a la militarización de la ciudad para frenar las protestas, había aprobado también una pintada masiva y renombramiento de una avenida en homenaje a Floyd.

Más de 110.000 muertos por el coronavirus

Este domingo, EE.UU. superó los 110.000 fallecidos por el coronavirus, según la Universidad John Hopkins, que recoge además que son 1.928.594 los casos confirmados de la enfermedad. Son concretamente 110.028 los decesos registrados por organismos oficiales locales y estatales, medios de comunicación y otras fuentes abiertas.

En todo caso, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), aseguraron hoy que están vigilando "estrechamente" la ola de manifestaciones antirracistas en el país por posibles contagios de coronavirus. 

"Las protestas y las concentraciones grandes de gente dificultan que se mantengan nuestras recomendaciones sobre distanciamiento social y pueden poner a otras personas en peligro", dijo portavoz de los CDC. El director de los CDC, Robert Redfield, ya había advertido que la tos que provocan los agentes químicos utilizados como medio antidisturbios podría causar la difusión del virus. "Toser puede diseminar los virus respiratorios, incluido el Covid-19", remachó.

¿Fuera de control?

Ocho de cada diez votantes en Estados Unidos consideran que la pandemia de coronavirus, la crisis económica derivada de la epidemia y la incapacidad de Trump para unificar el país como presidente confluyeron hasta desembocar en un estado completamente fuera de control.

Así lo registra una encuesta publicada por la NBC y The Wall Street Journal hecha entre el 28 de mayo y el 2 de junio, durante las protestas por la muerte de Floyd. En ese período, el 80% de votantes registrados de ambos partidos sintió que "las cosas están en general fuera de control en Estados Unidos", frente al 15% que creía que la situación está encauzada.

En lo que al impacto del coronavirus se refiere, un 63% de los votantes, contando ambos partidos, 'está muy preocupado' o 'algo preocupado' sobre la posibilidad de que ellos o algún miembro de su familia pueda contraer una enfermedad que ha dejado ya más de 110.000 muertos en Estados Unidos, respecto al 73% reflejado en abril.

Un 46% de los votantes describió como 'malo' el estado de la economía y constituye el porcentaje más alto de negatividad registrado en esta encuesta desde 2012. Solo un 5% cree que la salud económica del país es 'excelente'.

¿Y la Constitución?

El ex secretario de Estado norteamericano Colin Powell es una de las figuras prominentes que hoy acusó a Trump de haberse "apartado" de la Constitución por su postura beligerante ante las recientes protestas.

"Tenemos una Constitución. Tenemos que cumplir esa Constitución. Y el presidente se ha apartado de ella. Estoy muy orgulloso de los generales y almirantes", dijo Powell sobre el rechazo que dio la cúpula militar al despliegue de fuerzas de combate para contener las protestas.

El distanciamiento entre Trump y los conservadores tradicionales del Partido Republicano llegó a tal extremo que se especula con que George W. Bush apoye al demócrata Joe Biden en las elecciones de noviembre. Y Powell mismo confirmó hoy que votará por Biden.

 

.

 

Tags relacionados
Noticias del día