Reino Unido busca 2 millones de profesionales con urgencia: qué precisan

El combo Brexit+Covid provocó una fuga masiva de empleados en diversos sectores, al punto que paradigmáticamente, los británicos hablan ahora de la mayor crisis laboral de su historia. Qué oportunidades hay para los extranjeros.

Unos se van, pero otros pueden venir. Ese es el pensamiento del Gobierno británico ante lo que ya se considera como la mayor crisis laboral de la historia de Reino Unido. Lo paradigmático es que no es una crisis de desempleo masivo sino de todo lo contrario.

Faltan miles de empleados para cubrir determinados puestos en todo tipo de sectores. Desde la metalurgia hasta el sector de hostelería, la logística, la salud y las tecnologías. Así se desprende de los últimos datos de REC, (Recruitment & Employment Confederation), agencia que hace un seguimiento de las solicitudes de empleados que hacen miles de empresas en todo el país, por tipología y regiones.

Reino Unido: dan 10.500 visas de trabajo a extranjeros, qué buscan


Los puestos sin cubrir, que las empresas están publicitando en estos momentos en Reino Unido, está en niveles récord, y alcanzan casi los dos millones. La escalada se ha producido sobre todo a lo largo de este año por una confluencia de factores sin precedentes. El Covid y sus reglas de confinamiento, ha provocado que muchos de esos puestos, cubiertos en gran parte por ciudadanos no británicos, queden vacantes. Muchos empleados preferían volver a sus países en plena pandemia.

Otros tenían que guardar cuarentena ante el más mínimo signo de contagio en su entorno, lo que ha provocado bajas masivas. También se ha producido un efecto de "no reciclaje". Ha habido miles de empleos que con la pandemia se han perdido.

Por ejemplo, se han cerrado miles de oficinas bancarias. Pero la economía no ha conseguido reciclar con suficiente rapidez a esos empleados en paro hacia los nuevos puestos de trabajo. Reconvertir a un empleado de oficina bancaria en conductor de trailer no es fácil ni automático.

La puntilla, el Brexit

La puntilla ha sido el Brexit, la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Este complejo proceso ha provocado un caos migratorio durante este año. Ciudadanos de la UE que antes trabajaban libremente en Reino Unido ahora tienen que sacar visado para desarrollar actividades remuneradas allí o, en el mejor de los casos, haber tramitado previamente el estatuto de "asentado" (residente).

La Unión Europea presiona a sus bancos para depender menos de la City de Londres

Barrera y oportunidad

Son trámites que a muchos no les compensan. Pero lo que para algunos puede ser una barrera, para otros puede ser una oportunidad.

La escasez de mano de obra en determinados puestos, ahora considerados esenciales, ha puesto en valor las remuneraciones de esos trabajos. Aunque muchos de ellos están en escalas salariales bajas por ser trabajos poco cualificados, otros están en niveles más altos. 

La escasez afecta a conductores de vehículos de transporte pesados, pero también a informáticos, personal sanitario, maestros y profesores, chefs de cocina y otros puestos en el sector de hostelería, entre otras cualificaciones.

Punta del iceberg

La punta del iceberg ha sido la falta de conductores de camiones, que ha provocado un caos logístico en el país, tanto en establecimientos de productos de primera necesidad, como gasolineras y supermercados. 

En las últimas semanas ha sido habitual ver imágenes en los periódicos de estanterías vacías en los supermercados y de largas colas en las gasolineras ante la escasez de suministro. Todo ello provocado por la crisis de desabastecimiento por la falta de transportistas. En el caso de las gasolineras, este pasado lunes el Gobierno de Boris Johnson se vio obligado a desplegar a efectivos del Ejército para el transporte de forma urgente de cisternas de carburantes a las gasolineras.

Escasez de nafta y góndolas vacías: que hay detrás del fenómeno que asemeja a Reino Unido con Venezuela

Qué papeles son necesarios

El Brexit ha hecho que desde el 1 de enero de este año todos los ciudadanos de la UE que viven en Reino Unido y no tengan nacionalidad británica pasen desde ese mismo momento a tener la consideración de extranjero, con lo que eso significa. Aunque ha habido distintos plazos para la adaptación a lo largo del año, progresivamente se han ido perdiendo derechos de movilidad, incluida la laboral.

Al margen de los requerimientos anticovid (PCR o pasaporte de vacunación), para ir a Reino Unido ahora un ciudadano español necesita pasaporte desde el pasado 1 de octubre. Antes bastaba con el DNI. A los ciudadanos españoles que no dispongan de un pasaporte a partir del 1 de octubre se les podría prohibir la entrada en Reino Unido. La utilización del pasaporte permite el paso del puesto fronterizo por las puertas electrónicas, que son el método más rápido y eficaz.

Los españoles pueden visitar Reino Unido durante un periodo máximo de seis meses sin visado para hacer turismo, ver a familiares o amigos, realizar estudios de corta duración y actividades empresariales como conferencias. Pero no para trabajar de forma habitual. Si un ciudadano quiere ir a trabajar, tendrá que solicitar un visado de acuerdo con el nuevo sistema migratorio.

Si de lo que se trata es de realizar un curso que dura más de seis meses -algo previo a la realización de un trabajo- se tendrá que pedir el visado de estudiante, que permite quedarse durante toda la duración de los estudios. Las condiciones del visado se pueden consultar en la página del Gobierno británico.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios