Las “bravuconadas entre Trump y Kim Jong-un, ¿hasta dónde llegarán?

Según alertó el analista de política internacional Claudio Fantini, Estados Unidos y Corea del Norte “están caminando por la cornisa de un abismo insondable , y no descartó que sus amenazas terminen "desatando una guerra".

Las amenazas entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su par de Corea del Norte Kim Jong-un no cesan y por el contrario se endurecen cada vez más, pero qué tan lejos podrían llegar. Según sostuvo el analista de política internacional Claudio Fantini “en la historia más de una vez las bravuconadas terminaron en una guerra . 

Corea del Norte movilizó aviones y reforzó las defensas en su costa oriental después de que Estados Unidos enviara el fin de semana a esa zona cazas y bombarderos, según una fuente de la Inteligencia surcoreana citada hoy por la agencia de noticiasYonhap.

El envío de bombarderos de EE.UU. a las cercanías de la costa oriental de Corea del Norte se produjo después de que los líderes de ambos países, persistieran en sus duros intercambios dialécticos, algo que unido a las continuas pruebas de armas de Pyongyang disparó la tensión en la península coreana.

El pasado lunes, el ministro de Exteriores norcoreano, Ri Yong-ho, escenificó en Nueva York el último episodio de esta escalada al asegurar que las palabras ante la ONU del presidente estadounidense, que amenazó con “destruir totalmente Corea del Norte , suponen una declaración de guerra contra su país.

Esta mañana en diálogo con radio Mitre, Fantini planteó que “en términos diplomáticos no hay una declaración de guerra, es una interpretación caprichosa -del canciller coreano-. En rigor esa interpretación caprichosa es una amenaza, la amenaza de que van a derribar los aviones norteamericanos que estén sobrevolando sus costas .

“Estados Unidos respondió diciendo que no hay sobrevuelo de las costas, sino que están volando sobre aguas internacionales , detalló. Sin embargo Fantini recordó que "EE.UU. tiene una lección muy amarga en la historia. En el 2001 hubo un episodio tremendo con China. Un avión espía estaba volando aguas territoriales de China. Dos cazas bombarderos chinos intentaron sacarlo. Uno rozó el ala del avión norteamericano. El avión chino cayó. El avión norteamericano tuvo que aterrizar en una isla china. Los chinos se quedaron con el avión, lo radiografiaron para poder saber cómo era y copiarlo .

En ese contexto planteó: “¿Qué pasa si le derriban un avión F15?, EE.UU?,  estaría obligado a atacar. Ese ataque tendría que ser masivo y fulminante que borraría del mapa a un pueblo entero. la comunidad mundial no lo soportaría. La humanidad no lo soportaría .

“Los dos países están caminando por la cornisa de un abismo insondable , alertó el analista. Y en ese marco planteó que hay que apostar a la diplomacia y a que el sistema norteamericano comience a domar a su presidente . 

Tags relacionados
Noticias del día