El coronavirus hace estragos en Brasil pero no cambia la aprobación a Bolsonaro

Pese a casi 7 millones de contagios y más de 181.000 muertos que deja la pandemia,  el presidente sigue en el mejor nivel desde que comenzó su mandato. Sin embargo, es el mandatario con la más baja evaluación desde que volvieron las autoridades constitucionales al vecino país, sólo superado por Fernando Collor de Melo.

En medio del empeoramiento de la pandemia de coronavirus en Brasil, con casi 7 millones de infectados y más de 181.000 muertos, la aprobación al presidente Jair Bolsonaro se mantiene en su mejor nivel desde que comenzó su mandato, reveló hoy la última encuesta nacional de Datafolha.

Un 37% de los brasileños piensan que el presidente es excelente o bueno, con lo que la curva de aprobación se mantuvo estable en comparación con la encuesta anterior, a fin de agosto. Quienes lo califican de pésimo o malo bajaron del 34% al 32%, y quienes lo evalúan como regular son el 29% (eran el 27%), agrega el sondeo hecho telefónicamente el 8 y 10 de diciembre, con 2016 personas y un margen de error de dos puntos por más o menos.

En todo caso, Bolsonaro también sigue siendo el presidente con peor evaluación desde que volvió la democracia a Brasil en 1985, a excepción de Fernando Collor (1990-92).

Aunque las cifras dicen lo contrario e incluso las autoridades sanitarias están investigando si hubo 2296 fallecimientos provocados por el coronavirus que no hayan sido contabilizados como tales, para Bolsonaro el país está experimentando el "fin de la pandemia".

En sólo 24 horas, el Ministerio de Salud detectó otros 43.900 contagios por Covid-19 y en total, 6.880.127 personas padecieron la enfermedad en Brasil, uno de los países más afectados por la pandemia.

Quiénes se vacunarán primero

Por lo pronto, el gobierno reveló su plan de vacunación contra el coronavirus: prevé ofrecer 108,3 millones de dosis a más de 51 millones de brasileños divididos en cuatro grupos prioritarios. Pero no dio certeza sobre  cuándo comenzará

En el primer grupo se encuentran los trabajadores sanitarios, las personas de más de más de 75 años y la población indígena mayor de edad.

Un segundo grupo estará integrado por los mayores de 60 años, un tercero por mayores de 18 años pertenecientes a grupos de riesgo con patologías previas y un cuarto grupo integrado por los docentes, las fuerzas de seguridad y los empleados del sistema penitenciario.

 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios