Murió el presidente de Emiratos Árabes Unidos, Jalifa bin Zayed al Nahyan: quién lo sucederá

El jeque Jalifa Bin Zayed Al Nahyan dirigió a los EAU durante la crisis financiera mundial y supervisó su rápida transformación económica.

El presidente de los Emiratos Árabes Unidos murió y se espera que su poderoso hermano menor lo suceda al frente del tercer productor de petróleo de la OPEP.

El jeque Jalifa Bin Zayed Al Nahyan, que dirigió a los EAU durante la crisis financiera mundial y supervisó su rápida transformación económica, ocupaba el cargo desde 2004. Tenía 73 años.

El jeque Jalifa era también el gobernante de Abu Dabi, el mayor y más rico de los siete emiratos que componen los EAU. Su hermano menor, el príncipe heredero jeque Mohammed Bin Zayed Al Nahyan, está previsto que se convierta en presidente del país y gobernante de Abu Dabi.

Guerra en Ucrania: Rusia corta el suministro de gas a Europa a través de Polonia

"Jalifa bin Zayed, mi hermano, mi mentor y mi maestro, que Dios se apiade de ti y te lleve a su buena gracia y al paraíso", escribió el jeque Mohammed en Twitter. No está claro quién le sucederá como príncipe heredero de Abu Dabi.

MBZ, como se conoce comúnmente al jeque Mohammed, ha sido el líder de facto de los EAU durante años debido a la mala salud del jeque Jalifa. No se espera que la sucesión suponga un cambio significativo en la dirección de la política, incluida la del petróleo.

El jeque Mohammed ya controla la política energética y la riqueza petrolera del país, que se calcula que asciende al 6% de todas las reservas del mundo. El príncipe heredero es también presidente de la compañía petrolera nacional de los EAU y dirige el Consejo Supremo de Asuntos Financieros y Económicos de Abu Dabi, lo que le convierte en el hombre más poderoso del país mucho antes de la muerte de su hermano.

"Funcionalmente cambia poco; MBZ ha estado dirigiendo el show casi desde el principio", escribió en Twitter Ryan Bohl, analista de Oriente Medio en Stratfor Worldview. "Pero es el fin de una era para los EAU, marcada por una segunda fiebre del oro para el sector de los servicios y el conocimiento".

Los EAU anunciaron 40 días de luto y el cierre del sector público y privado durante tres días a partir del sábado.

¿Quién era el jeque Jalifa?

El jeque Jalifa nació en 1948 en el oasis de Al Ain, cerca de la frontera con el sultanato de Omán.

Se convirtió en primer ministro de Abu Dabi en 1969, cuando la zona formaba parte de un protectorado británico. Tras la independencia, en 1971, fue ministro de Defensa y asumió otras funciones oficiales.

Tuvo ocho hijos -dos hijos y seis hijas- con su esposa, Shamsa bint Suhail Al Mazrouei. La pareja también tuvo varios nietos.

Cuando la crisis financiera mundial asoló Dubai en 2009, el jeque Jalifa gastó miles de millones de dólares en el rescate del deslumbrante emirato, que entonces todavía estaba construyendo la que sería la torre más alta del mundo. En su honor, la torre fue rebautizada como Burj Khalifa.

MBZ

Príncipe heredero desde 2004, se espera que MBZ asuma formalmente las funciones que ha desempeñado durante años, contribuyendo a perfeccionar la imagen de EAU como oasis socialmente liberal y favorable a los negocios en una región turbulenta, al tiempo que mantiene un férreo control de la disidencia y cubre el país con vigilancia de alta tecnología.

Aunque rara vez concede entrevistas y pronuncia pocos discursos públicos, bajo la dirección de MBZ, el país petrolero aceleró su transformación de centro de negocios regional a actor político clave, uno que pisa fuerte en la escena internacional.

Se trata de un papel económico y político que la potencia vecina, Arabia Saudita, está intentando arrebatarle.

Petróleo: para bajar los precios, Draghi le propone a Biden crear un "cártel" de países compradores 

Joven para ser un líder árabe, este hombre de 61 años goza de la confianza de Washington y también ha utilizado el peso económico de los EAU para forjar alianzas influyentes desde Moscú hasta Beijing. Como soldado, también ha convertido al ejército de la nación en uno de los mejor equipados y entrenados de Oriente Medio.

Bajo su mandato, este país de 10 millones de habitantes, situado en una de las principales vías navegables del mundo, ha desarrollado una política exterior asertiva y se ha centrado en neutralizar todos los matices del islam político dentro y fuera del país, sobre todo desde los levantamientos de la Primavera Árabe de 2011.

En los últimos años, el príncipe heredero también ha reforzado su control sobre la política y la producción petrolera de EAU, nombrando en 2016 a Sultan Al Jaber, del fondo soberano Mubadala Investment como director general.

Desde entonces, la empresa ha vendido participaciones en activos clave, recaudando más de u$s 20.000 millones y atrayendo a nuevos inversores al país. Está gastando miles de millones para bombear más petróleo, con una capacidad de producción de crudo que aumentará alrededor de un 25% hasta los 5 millones de barriles diarios en 2030.

El país también está aumentando la capacidad de producción de gas natural y pretende exportar más combustible, al tiempo que se compromete a reducir su huella de carbono. Los EAU están desarrollando plantas solares y de generación nuclear para reducir las emisiones y cumplir su objetivo de cero emisiones en 2050, el primero anunciado por un gran productor de crudo del Golfo.

Tags relacionados

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios