Realeza

Reino Unido rindió tributo al Príncipe Felipe con salvas de cañón

No se espera un funeral de estado ni capilla ardiente. La Reina Isabel II tendrá un duelo de ocho días y despejó su agenda de actos oficiales.

El Príncipe Felipe, el esposo de la Reina Isabel II y una figura relevante en la familia real británica durante casi siete décadas, murió el último viernes a los 99 años, en el castillo de Windsor.

Con salvas de cañón, este sábado, algunas de las principales ciudades del Reino Unido, Gibraltar y navíos militares británicos en alta mar le rindieron tributo al duque de Edimburgo.

Desde la Torre de Londres, a orillas del Támesis, los castillos de Edimburgo, Belfast, Gibraltar o los barcos de la Royal Navy (Marina Real), donde el monarca sirvió durante la Segunda Guerra Mundial, el sonido de los cañones empezó a resonar al mediodía (8 horas de Argentina) para la primera de las 41 salvas previstas, reseñaron medios locales.

Las banderas del Palacio de Buckingham y de los edificios del gobierno de todo el Reino Unido el viernes estaban izadas a media asta y una hora después del anuncio ciudadanos comenzaron a depositar flores fuera del Castillo de Windsor y el Palacio de Buckingham.

Pero la pandemia obligó a adaptar el funeral a los protocolos vigentes y el Colegio de Armas ya adelantó que "el funeral no será un funeral de estado y no será precedido por una capilla ardiente. El cuerpo de Su Alteza Real descansará en el Castillo de Windsor antes del funeral en la Capilla de St George. Esto está en línea con la costumbre y con los deseos de Su Alteza Real".

Murió el príncipe Felipe, el duque de Edimburgo y esposo de la Reina Isabel II de Inglaterra

El comunicado también insta a que el público "no intente asistir o participar en ninguno de los eventos que conforman el funeral".

A principios de este año, Felipe pasó cuatro semanas internado en el hospital para tratar una infección para un procedimiento cardíaco, pero regresó a Windsor a principios de marzo. Su última aparición fue en julio pasado en una ceremonia militar en el Castillo de Windsor, donde él y la Reina Isabel II residían por las restricciones por Covid-19.

En general, los funerales de un miembro de la familia real se realizan dentro de los 10 días del deceso, pero todavía no hay una fecha específica para el evento, según informa The Guardian. El comunicado oficial afirma que habrá más información "en su debido momento".

Felipe de Edimburgo, el militar abandonado por su padre que nunca pudo ser rey 

La Reina Isabel II tendrá ocho días de duelo, en los que se descarta cualquier actividad pública.

Se espera que el funeral tenga lugar en la Capilla de San Jorge (en Windsor), pero no habrá capilla ardiente, con el objetivo de evitar la asistencia del público y reuniones multitudinarias en el contexto de la pandemia. Lo que probablemente haya es un libro de condolencias digital, para que el los británicos y miembros de la familia puedan dejar sus mensajes.

Por el Covid-19, actualmente el Reino Unido permite la realización de funerales, pero con una asistencia máxima de 30 personas.

Tras quedar expuesta ante Oprah Winfrey, la corona británica aclara: "No somos para nada racistas"

De realizarse una procesión, se cree que va a mantenerse al mínimo para evitar que los británicos se junten durante el paso del ataúd. En tiempos pre-pandémicos, miles de personas se habrían reunido en los diferentes puntos de la procesión, de la que también habrían participado cientos de miembros de las Fuerzas Armadas británicas.

El Príncipe Felipe era Lord Gran Almirante de la Marina Real Británica, además de sus otros títulos: Príncipe Consorte del Reino Unido, Duque de Edimburgo, conde de Merioneth, barón de Greenwich, y Príncipe de Grecia y Dinamarca (hasta 1947).

A los 100 años murió por coronavirus Tom Moore: famoso por sus caminatas solidarias

El príncipe consorte ayudó a preparar su propio funeral bajo el código Operación Forth Bridge, en homenaje al puente que une a Edimburgo y Fife. El funeral de la Reina Madre fue organizado bajo el nombre Operación Tay Bridge (por el puente en Dundee, Escocia, donde nació). También fue el código para el funeral de la Princesa Diana, ya que su sorpresiva muerte no le dio tiempo a los organizadores y decidieron realizar el evento en base a Tay Bridge, que llevaba al menos dos décadas planificándose. La Reina Madre murió en 2002, cinco años después que Diana.

El funeral de la Reina Isabel II está bajo el nombre de Operación London Bridge (el nombre del puente más importante de Inglaterra) y el del Príncipe Carlos lleva el de Operación Menai Bridge, ubicado en Gales. Se dice que la decisión de que todos llevaran nombres de puentes se debe a la intención de marcar el pasaje entre esta vida a la otra.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios