Andador y zoom

Lula de alta: cómo sigue su recuperación tras la operación de cadera

Según un portavoz del Gobierno brasileño, Lula deberá permanecer en la residencia oficial del Palacio de la Alvorada durante al menos tres semanas como parte de su rehabilitación.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se encuentra en proceso de recuperación después de someterse a una operación de cadera. Según un portavoz del Gobierno brasileño, Lula deberá permanecer en la residencia oficial del Palacio de la Alvorada durante al menos tres semanas como parte de su rehabilitación.

El portavoz declaró: "Lula deberá pasar por lo menos tres semanas en el Palacio de la Alvorada, las primeras dos sin visitas, pero puede llevar a cabo reuniones virtuales, por Zoom". El mandatario, de 77 años, está atravesando este período de recuperación después de ser dado de alta anticipadamente del Hospital Sirio Libanés de Brasilia, dos días antes de lo inicialmente previsto, tras la cirugía realizada el viernes pasado.

En su residencia oficial, Lula rece tratamiento de fisioterapia como parte de su proceso de rehabilitación. En esta etapa, el presidente está acompañado por su equipo médico, asesores y su esposa, Rosángela Janja da Silva. Su estado de salud evoluciona favorablemente, si bien se espera que utilice un andador durante su período de recuperación.

La cirugía a la que fue sometido Lula fue una artroplastia total de cadera, un procedimiento que consiste en la sustitución de la cadera dañada por una prótesis. En este caso, se realizó la sustitución de la cabeza del fémur derecho.

Tras recibir el alta médica, el presidente fue trasladado a la residencia oficial del Palacio de la Alvorada en Brasilia. La decisión de dar de alta a Lula antes de lo previsto se basó en su mejora en la movilidad, gracias a la fisioterapia que ha estado recibiendo, como detallaron los médicos Roberto Kalil Filho, Ana Helena Germoglio y Giancarlo Cavalli Polesello.

Lula había experimentado dolores en la cadera desde agosto, durante la campaña electoral de 2022, pero había pospuesto la cirugía por temor a que la población percibiera una fragilidad en su salud después de su victoria electoral.

El fundador del Partido de los Trabajadores (PT) deberá continuar su proceso de recuperación sin realizar viajes durante varias semanas y utilizando un andador. Posteriormente, tiene programada su primera gira internacional a fines de noviembre, con visitas previstas a Emiratos Árabes Unidos y Alemania.

Lula y su salud

No es la primera  vez Lula da Silva atraviesa un intento problema de salud. El presidente de Brasil fue diagnosticado con cáncer de laringe en octubre de 2011, cuando tenía 65 años. El tumor fue detectado en la cuerda vocal izquierda y se consideró maligno.

Lula tenía un historial de tabaquismo de cincuenta años, lo que se considera un factor de riesgo para el cáncer de laringe. En 2010, había dejado de fumar, pero el daño ya estaba hecho.

Recuperación de Lula

Lula se sometió a un tratamiento de quimioterapia y radioterapia, que duró seis meses. El tratamiento fue exitoso y el tumor desapareció.

Lula recuperó su voz, pero con una ronquera permanente. También tuvo que someterse a una cirugía para reconstruir la cuerda vocal izquierda.

En 2012, Lula fue declarado curado del cáncer. Sin embargo, el tratamiento le dejó secuelas, que incluyen la ronquera y la dificultad para hablar en voz alta.

Temas relacionados
Más noticias de Lula Da Silva
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.