Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Último discurso de Obama: "cada dos pasos hacia adelante, uno para atrás"

El mandatario dio su último mensaje oficial a la nación antes de pasar el mando a su sucesor, Donald  Trump, el 20 de enero.

Último discurso de Obama:

El saliente presidente de Estados Unidos, Barack Obama, formuló su último discurso como mandatario de su país. Tras ocho años de gobierno, Obama realizó un fuerte llamado a la unión “más allá de nuestras diferencias”.

Este será el su último mensaje oficial a la nación antes de pasar el mando a su sucesor, Donald  Trump, el 20 de enero.

Obama dijo que el país estaba ahora “más fuerte que hace ocho años”, cuando llegó al poder, y aunque aseguró que la sociedad ha mejorado las relaciones raciales, admitió que el tema sigue siendo una “fuerza divisiva entre los estadounidenses”.

Por otro lado, Obama señaló que ninguna organización terrorista extranjera ha logrado ejecutar un atentado en el país durante sus ocho años en la Casa Blanca y aseguró que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) “será destruido”.

“Aunque Boston, Orlando o San Bernardino nos recuerdan lo peligrosa que puede ser la radicalización, nuestros agentes están más atentos y son más efectivos que nunca”, afirmó Obama durante su último discurso como presidente, pronunciado ante 20.000 personas en Chicago.

El presidente saliente, en referencia, entre otras cosas, a la victoria de Trump, reflexionó que “por cada dos pasos que damos hacia adelante, parece que damos uno hacia atrás” y que “los políticos deben reflejar la decencia de nuestro pueblo”, dos frases que parecieron hacer referencia a la tensión que vive el país antes de la asunción del republicano.