Desastre en Sudáfrica: las inundaciones dejan 443 muertos y 63 desaparecidos

La región más afectada por las inundaciones en Sudáfrica fue en torno a la ciudad portuaria de Durban.

Las inundaciones en la costa este de Sudáfrica provocaron la muerte de 443 personas y otras 63 continúan desaparecidas, siendo la región en torno a la ciudad portuaria de Durban la más afectada.

Las lluvias provocaron inundaciones abundantes y deslizamientos de tierra mortales, precisó AFP. A una semana después del inicio de la catástrofe, hay pocas esperanzas de encontrar a los supervivientes, y tanto las carreteras como los puentes cortados ralentizan las labores de rescate.

El desastre que causaron las inundaciones en KwaZulu-Natal, en el este de Sudáfrica - EuropaPress

"El número de muertos se elevó a 443", declaró hoy Sihle Zikalala, ministro de la provincia de KwaZulu-Natal, donde se sitúa Durban, que aloja a  3,5 millones de habitantes

El funcionario afirmó que 63 personas siguen desaparecidas. Ministros, jefes tribales, el rey zulú Misuzulu Zulu, y el presidente Cyril Ramaphosa acudieron a los lugares afectados para evaluar el alcance de los daños y apoyar a los familiares de las víctimas

En cuestión de segundos, muchas familias perdieron varios de sus miembros por las inundaciones, entre ellos muchos niños.

"Enviamos nuestro más sincero pésame a las familias que perdieron a un ser querido. Que Dios Todopoderoso seque sus lágrimas", dijo la viceministra de Asuntos Sociales, Hendrietta Bogopane-Zulu, en su visita a la zona damnificada.

Más de 340 representantes de los servicios sociales fueron desplegados en las zonas afectadas para ofrecer una ayuda psicológica a las víctimas.

Las autoridades siguen distribuyendo alimentos, uniformes escolares y cobertores.Según indicaron, alrededor de 250 escuelas fueron dañadas y más de 4.000 casas desaparecieron del paisaje, mientras que 13.500 casas resultaron dañadas.Los más afectados fueron los habitantes más pobres de los barrios marginales de la capital. En algunas partes de la zona afectada, el agua y la electricidad están cortadas desde el momento de la inundación, mientras que los alimentos escasean.

Las donaciones se recogen en todo Sudáfrica, entre otros en los cuarteles de bomberos e incluyen pasta, comida enlatada y mantas, mientras que gobierno sudafricano anunció una ayuda de emergencia de 63 millones de euros (mil millones de rands).

Tags relacionados

Destacadas de hoy

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios