La inflación también llegó al comercio electrónico

Los precios en línea aumentaron un 1,9% en octubre con respecto a un año antes y un 0,9% frente a septiembre. En la pandemia, los estadounidenses, confinados en casa, se acostumbraron a ordenar todo desde sus teléfonos o computadoras.

El comercio electrónico, que alguna vez fue la tierra de los descuentos y productos más baratos, se convirtió en una fuente constante de inflación en la recuperación de la pandemia.

Los precios en línea aumentaron un 1,9% en octubre con respecto a un año antes y un 0,9% frente al mes anterior, según datos de la empresa de software Adobe Inc. Se trata del decimoséptimo mes consecutivo de alzas después de más de seis años de descensos en el índice Adobe Digital Price.

FMI: la inflación podría "volverse más persistente" en algunas partes del mundo

El aumento de precios al inicio de la temporada de compras navideñas -un momento en que los minoristas normalmente comienzan a lanzar ofertas- es otra señal de cuán generalizada se ha vuelto la inflación en el país. 

El comercio electrónico es incluso más ubicuo en la era de la pandemia, cuando los estadounidenses, confinados en casa, se acostumbraron a ordenar todo desde sus teléfonos o computadoras.

Adobe espera que u$s 1 de cada u$s 4 se gaste en línea durante esta temporada navideña.

En Navidad faltarán juguetes, ¿cuáles son las marcas que ya no se consiguen?

"A medida que el comercio electrónico adquiere una mayor participación en el comercio minorista general, las tendencias de precios se han convertido en un indicador más importante del impacto neto para los consumidores", indicó en un informe Vivek Pandya, analista de Adobe.

Lo positivo para los consumidores, y los encargados de política monetaria, es que los aumentos de los precios en línea se mantienen muy por debajo de la inflación general, que se elevó un 6,2% el mes pasado, el ritmo anual más acelerado desde 1990.

El crecimiento anual del índice de precios de Adobe en octubre también fue más lento que en septiembre, una señal de que algunos minoristas ofrecieron descuentos para atraer a los consumidores a comprar regalos antes en medio de las complicaciones en las cadenas de suministro.

Los precios de algunas categorías como la electrónica, la joyería y los juguetes siguen cayendo en línea año tras año, según muestran los datos de Adobe.

Pero los ajustados inventarios significan que los minoristas también tendrán menos necesidad de rebajas en esta temporada navideña. El mes pasado, los consumidores vieron más de 2000 millones de mensajes en línea de productos agotados, según el informe de Adobe. Las continuas interrupciones en las cadenas de suministro y la sólida demanda probablemente seguirán provocando alzas de precios, según Pandya.

Entre las 18 categorías de productos que monitorea Adobe, solo los libros tuvieron el mes pasado una menor inflación anual en comparación con el promedio histórico entre 2015 y 2019.

Adobe analiza 1 billón de visitas a sitios minoristas y más de 100 millones de productos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios