EN SU PEOR MOMENTO

Crisis en Brasil: qué hay detrás de la renuncia de la cúpula de las Fuerzas Armadas

Los tres comandantes de las Fuerzas Armadas brasileñas pusieron sus cargos a disposición del gobierno, luego de que el presidente Jair Bolsonaro echara al general retirado Fernando Azevedo e Silva

Por primera vez, la cúpula completa de las Fuerzas Armadas (FF.AA.) brasileñas renunció, destapando uno de los peores momentos de la relación entre el gobierno brasileño y los militares, en décadas.

Según Folha de Sao Paulo, los comandantes prometieron que no participarían en ninguna "aventura golpista" pero querían despegarse del gobierno de presidente Jair Bolsonaro.

Edson Pujol (jefe del Ejército), Ilques Barbosa (Armada) y Gustavo Bermudez (Fuerzas Aéreas) pusieron sus cargos a disposición del nuevo ministro de Defensa, el general Walter Braga Netto (una camada más joven que Pujol), un día después de que Bolsonaro apartara a Fernando Azevedo e Silva de la cartera.

Brasil: el Ministerio de Defensa acepta las renuncias de los jefes de las FFAA

Para tratar de calmar los ánimos, Aécio Neves, jefe del Comité de Relaciones Exteriores de Diputados, invitaría mañana a Braga Netto y al nuevo canciller, Carlos França, para hablar sobre la situación al interior de las FF.AA.

Hoy, algunos legisladores y miembros del Tribunal Supremo Federal (STF, por sus siglas en portugués) incluso se animaron a hablar de auto-golpe. Según Folha, los magistrados creen que el presidente habría creado confusión en el área militar y podría eventualmente, ante una situación de crisis aguda, apelar al apoyo de la policía militar en los estados, que son parte de la base de Bolsonaro.

La inflación mayorista en Brasil subió a niveles históricos 

Acorralado por su mal manejo de la pandemia (faltan camas de cuidados intensivos y el país ya superó las 317.000 muertes por Covid-19), Bolsonaro cosecha cada vez más opositores entre los distintos actores de la política brasileña. El lunes, el presidente cambió a seis ministros: Cancillería (Ernesto Araújo por França); Defensa (Azevedo e Silva por Braga Netto); Casa Civil (Braga Netto por Luiz Eduardo Ramos), Secretaría General de la Presidencia (Ramos por Flavia Arruda) y la Abogacía General de la Unión (comisario Anderson Torres).

Los cambios surgieron, en parte, para darle más espacio en el gabinete al 'Centrão', los socios políticos de Bolsonaro (sin partido desde 2019) en el poderoso congreso brasileño.

Presionado por la crisis, Bolsonaro apela a la renovación del gabinete y se deshace de dos ministros

Si bien algunos apartamientos como el de Araújo eran previsibles, el de Azevedo fue una sorpresa. El general abandonó el Ministerio de Defensa con una carta en la que sugestivamente decía que se había dedicado a preservar a "las Fuerzas Armadas como instituciones del Estado".

Según los medios brasileños, Bolsonaro exigía un apoyo más fuerte a sus políticas por partes de las FF.AA., y Azevedo se negaba a hacerlo. La última gota habría sido una entrevista que concedió el general Paulo Sergio Nogueira de Oliveira, jefe del departamento de Personal del Ejército, al diario Correio Brasilenze, donde explicaba la estrategia para contener el virus dentro de la fuerza: distanciamiento social, barbijos... todas medidas desestimadas por Bolsonaro. El mandatario esperaba alguna sanción para Nogueira, pero Azevedo se negó. La conversación derivó en la salida del ministro.

Brasil mira la tasa de interés mientras crece la preocupación por la pandemia 

La pandemia había afectado bastante la relación entre Azevedo (general retirado) y Bolsonaro (excapitán del Ejército), y los militares habían tomado nota, con bastante preocupación, cuando el presidente dijo días atrás: "Mi Ejército no sale a la calle para hacer cumplir los decretos de los gobernadores. No lo hará. Si la gente empieza a salir de sus casas, a entrar en desobediencia civil, no sirve de nada pedir el Ejército, porque mi Ejército no va a ir. Ni siquiera por orden del Papa. No irá".

Bolsonaro teme que la imposición de nuevas cuarentenas puedan impactar negativamente en la economía y, por lo tanto, en sus chances de reelección, con lo comicios a la vuelta de la esquina y Lula da Silva con el camino cada vez más despejado.

América Latina sufre una vacunación lenta y récord de contagios

En desacuerdo con Bolsonaro, y tras la salida de Azevedo, los tres comandantes de las FF.AA. presentaron su renuncia. Paradójicamente, la salida de los altos mandos se produjo sólo un día antes de un nuevo aniversario del golpe de estado de 1964.

La renuncia de Pujol probablemente era la más previsible: Bolsonaro le había pedido a Azevedo que lo aparte del cargo, pero el exministro se negaba. En noviembre pasado, Pujol dijo categórico: "No queremos ser parte de la política, ni mucho menos dejarla entrar a los cuarteles".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios