Barcos, selva e indios: los dichos "racistas" de Alberto, en una columna del NY Times

Una periodista brasileña dijo en el diario estadounidense que "la frase racista del presidente revela la negación de las raíces mestizas y negras de su sociedad".

"Escribió alguna vez Octavio Paz que los mexicanos salieron de los indios, los brasileros salieron de la selva, pero nosotros los argentinos llegamos de los barcos. Eran barcos que venían de Europa", fue la frase del presidente Alberto Fernández que le valió fuertes críticas en el país y la región.

La frase generó comentarios de otros mandatarios latinoamericanos y ahora  una columna de opinión del diario estadounidense The New York Times, titulada "La Argentina necesita conversar sobre el racismo. Alberto Fernández lo demuestra".

El texto está firmado por la periodista brasilera Sylvia Colombo, especializada en coberturas de América latina, quien evalúa el contexto y las repercusiones que trajo la frase en Argentina: "Sus críticos señalaron la ignorancia de Fernández y algunos hablaron de que cada vez se muestra menos preparado para el puesto y para los desafíos que enfrenta el país".

"El problema es que no solo se trató de un paso en falso. La frase racista de Fernández revela la negación de las raíces mestizas y negras de su sociedad y que subyace en la formación de la identidad cultural argentina: la resistencia a reconocer que el país se forjó mediante un proceso de mestizaje complejo y a veces brutal, como el resto de la región, está bien arraigada", analiza Colombo.

Y agrega: "Aunque Fernández intente posicionarse hoy como un político liberal de centroizquierda, en el fondo también piensa como el sector que sigue creyendo que los argentinos son europeos. Su idiosincrasia parece haber hablado más fuerte en esa frase que sus credenciales académicas y políticas".

El artículo asegura que "esta tradición de pensamiento racista, que sigue vigente, viene de lejos" y cita como referencia a la obra de Domingo F. Sarmiento, "quien en su literatura y ensayos rechazó el elemento indígena en favor de la influencia racial e intelectual europea". Y subraya: "La visión de Sarmiento continuó, de forma brutal, en uno de sus sucesores en la presidencia y prócer nacional, el general Julio Argentino Roca".

Además de Roca y la Campaña del Desierto, la periodista cita dos ejemplos de presidentes contemporáneos para mostrar la línea de pensamiento que culmina en la frase de Fernández y hasta una declaración del escritor Jorge Luis Borges, quien dijo medio en broma, medio en serio, que los argentinos "somos europeos. Europeos en el exilio".

"En la década de los noventa, el presidente peronista Carlos Menem, consultado sobre la presencia de la población afroargentina en la sociedad, dijo que los negros eran un problema brasileño. Y en el Foro Económico Mundial de Davos de 2018, el expresidente Mauricio Macri afirmó: 'En Sudamérica todos somos descendientes de europeos'", ejemplifica el artículo de NY Times.

La periodista cuenta que "todavía el mito de la nación europeodescendiente y blanca prevalece en buena medida en Buenos Aires, pero basta con ir a las provincias para darse cuenta de que está equivocado y que mantenerlo puede ser peligroso". 

"La clase política tiene la obligación moral de impulsar una conversación más profunda sobre la identidad nacional. Ese debate debe dar origen a mejores políticas de inclusión. Aunque es cierto que las cosas han mejorado en los últimos tiempos con la actividad de movimientos y organizaciones que defienden a esas minorías y con avances promovidos en los últimos gobiernos, la frase de Fernández refleja un prejuicio antiguo que se debe derrumbar", concluye.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios