Italia endureció las restricciones por un nuevo récord de casos de coronavirus

El primer ministro italiano anunció una nueva batería de medidas vigentes hasta el 24 de noviembre que buscan restringir la circulación de personas sin llegar a una cuarentena generalizada. El país ya supera los 500.000 contagios.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, firmó un decreto con nuevas restricciones a las actividades y desplazamientos, entre ellas la obligación del cierre de bares y restaurantes a las 18 y el cierre de cines, teatros y gimnasios, ante la suba de los contagios diarios que han marcado en los últimos días los récords desde el inicio de la pandemia.

Conte dispuso hasta el 24 de noviembre el cierre de bares, restaurantes y heladerías a las 18 en toda Italia, en una nueva batería de medidas que busca restringir la circulación de personas sin llegar a una cuarentena generalizada como la que se dispuso en el país entre marzo y mayo.

"Los últimos datos epidemiológicos que analizamos no nos pueden dejar indiferentes. La curva está en un crecimiento rápido. La difusión de los contagios alcanzaron niveles preocupantes, así como el estrés del sistema sanitario", justificó el premier en conferencia de prensa.


Las nuevas medidas, que incluyen una "fuerte recomendación" para que no haya desplazamientos internos, se dan en medio de una importante suba de los casos diarios, que pasaron de un promedio de 2.500 al día en la primera semana de octubre a los 19.640 informados este sábado, el número más alto desde el inicio de la pandemia, con los que supera los 500.000 contagios.

"Queremos tener la curva epidemiológica bajo control: solo así lograremos gestionar la pandemia, es decir permitir al sistema sanitario que ofrezca una respuesta eficiente a todos los ciudadanos y evitar una nueva cuarentena generalizada. El país no se lo puede permitir de nuevo", agregó Conte.

Conte anunció también que quedarán suspendidas las ceremonias religiosas y públicas, además de ferias internacionales y congresos en todo el país. El nuevo decreto fue firmado a última hora del sábado tras una reunión de Gabinete de la que participaron también, a distancia, los Gobernadores de las 20 regiones del país, informó la cadena RAI.




Entre las medidas, se estableció el máximo de cuatro personas en las mesas de los bares y restaurantes y quedó prohibido el consumo de comidas y bebidas en las plazas públicas después de las 18.

El decreto, de 12 artículos, exige además que un mínimo del 75% de las clases del último ciclo de las secundarias, la denominada "escuela superior", se haga con modalidad a distancia.

"Queremos afrontar las fiestas de Navidad con mayor serenidad", auguró Conte, quien renovó su intención de que para esa fecha puedan estar disponibles las primeras dosis de vacuna contra el coronavirus.



Las nuevas disposiciones presentes en el vigesimosegundo decreto firmado por Conte desde el inicio de la pandemia, que estará en vigencia desde mañana, incluyen también el cierre de gimnasios, cines y teatros en toda Italia.

Además, Conte decidió extender hasta el 24 de noviembre la obligación del uso de barbijo en lugares abiertos.

El nuevo decreto del Gobierno nacional se da mientras ya son cinco las regiones con toque de queda nocturno y la cantidad de víctimas desde el inicio de la pandemia alcanza las 37.210 personas.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios