Industria automotriz europea prevé un terremoto en la producción si hay un Brexit duro

Las asociaciones automotrices se unieron para alertar del riesgo que supondrá un Brexit duro, en una industria que emplea al 6,1% de la población activa europea. Señalan un costo de miles de millones de euros en impuestos y un revés para las cadenas de suministro "justo a tiempo". Además,  el crecimiento de la actividad privada en la zona euro frenó en septiembre a su nivel más bajo desde junio de 2013.

La industria automotriz europea advirtió hoy de los efectos catastróficos que tendría un Brexit sin acuerdo, al estimar que un divorcio abrupto con el Reino Unido representaría un "terremoto" para la fabricación de vehículos en el bloque.

"La retirada de Reino Unido de la Unión Europea (UE) sin acuerdo provocaría un terremoto para las condiciones comerciales", estiman la Asociación Europea de Fabricantes de Vehículos (ACEA), la de proveedores (CLEPA) y otras 21 nacionales.

Casi un 10% de los vehículos montados en el continente europeo se exportan a Reino Unido. El sector automóvil europeo produce 19,1 millones de vehículos anuales y emplea 13,8 millones de personas, es decir el 6,1% de la población activa.

Las organizaciones difundieron hoy un comunicado conjunto para explicar que un Brexit duro implicaría "miles de millones de euros en impuestos", algo que afectaría "a la elección de los consumidores a ambos lados del canal de la Mancha".

"El Brexit no es sólo un problema británico. Nos afecta a todos en la industria automóvil europea y más allá", según Christian Peugeot, presidente del Comité de Fabricantes Franceses de Automóviles (CCFA). Las asociaciones advirtieron que una retirada caótica de Reino Unido asestaría un "duro" revés a las cadenas de suministro "justo a tiempo" que se extienden más allá de las fronteras internacionales.

Las inversiones en la industria automóvil británica ya sufrieron un freno en el primer semestre por la inquietud ante el Brexit: entre enero y junio, las nuevas inversiones anunciadas cayeron a u$s 107 millones, un retroceso del 70%.

Un vocero del ministerio de Estrategia Industrial británico aseguró que su objetivo es abandonar la UE el 31 de octubre. "De preferencia con un nuevo acuerdo que redunde en beneficio de nuestras empresas y nuestros ciudadanos", agregó. El gobierno británico ha previsto unos u$s 134 millones "para apoyar a las empresas a prepararse" para el Brexit, explicó.

"Daños irreversibles"

Gigantes del sector como el alemán BMW, el francés PSA y el japonés Nissan poseen actualmente fábricas en Reino Unido, cuyo futuro parece comprometido en caso de un Brexit sin acuerdo, y ya anunciaron traslados de fábricas,  suspensión temporal de la actividad o concluir la producción de algunos modelos en Inglaterra. 

"Un Brexit sin acuerdo tendría un impacto inmediato y devastador en la industria, socavando la competitividad y creando daños irreversibles y duros", según Mike Hawes, presidente de la asociación de fabricantes y vendedores de automóviles británica SMMT.

Peor nivel del sector privado en 6 años

En septiembre, el crecimiento de la actividad privada en la zona euro se frenó a su nivel más bajo desde junio de 2013, indica la primera estimación del índice de directores de compras PMI,  publicado hoy.

Este indicador del gabinete Markit permite conocer el estado de un sector económico que en septiembre se ubicó en 50,4 puntos contra 51,9 en agosto: cuando supera los 50 puntos significa que la actividad progresa, y cuando es inferior, disminuye.

Las empresas interrogadas "se declaran preocupadas por las guerras comerciales y las tensiones geopolíticas, en especial el Brexit", indica un comunicado.

Los datos apuntan a un crecimiento del PBI en el tercer trimestre de 2019 de "apenas 0,1%", según Chris Williamson, economista de Markit. "Los datos del estudio sugieren que los riesgos se inclinan hacia una contracción de la economía en los próximos meses", agregó.

 

 

Tags relacionados