Estados Unidos pone más sanciones a Cuba por la represión a las protestas y para Biden es "sólo el comienzo"

El presidente Joe Biden dijo que "continuará sancionando a los individuos responsables de la opresión del pueblo cubano".

Las protestas de la semana pasada obligaron al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, a repensar su estrategia con Cuba. Hoy, la Administración dio su primer paso concreto hacia un endurecimiento de su política: el gobierno sancionó al ministro de Defensa, Álvaro López Miera, y a la Brigada Especial Nacional -conocidos como 'boinas negras'-, por abusos de Derechos Humanos.

"Esto es sólo el comienzo: Estados Unidos seguirá sancionando a los responsables de la opresión del pueblo cubano" advirtió Biden, quien condenó "inequívocamente las detenciones masivas y los juicios falsos que están condenando injustamente a prisión a quienes se atreven a hablar en un esfuerzo por intimidar y amenazar al pueblo cubano para que guarde silencio", afirmó en un comunicado.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, rechazó las acusaciones de Washington.

La adhesión a la lista negra de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) implica que a los individuos o entidades sancionados se les congela las propiedades y cuentas bancarias que puedan tener en Estados Unidos y prohíbe el ingreso al país.

Las sanciones se producen en el contexto de una fuerte presión de legisladores norteamericanos y grupos activistas cubano-estadounidenses para que la Casa Blanca adopte una posición más contundente sobre la situación en Cuba.

Inédito: por las protestas, Cuba libera la importación de medicamentos, alimentos y productos de higiene 

En su campaña presidencial, Biden había prometido que daría marcha atrás con algunas de las políticas de su predecesor, Donald Trump, sobre la isla, pero la velocidad de estas nuevas sanciones indica que es poco probable que el norteamericano tenga un enfoque más suave como el que tuvo la Administración Obama, cuando fue vicepresidente.

Las sanciones están enmarcadas dentro de la Ley Global Magnitski sobre Responsabilidad de Derechos Humanos. Según le dijeron en off fuentes oficiales al Washignton Post, la recolección de documentos y datos para fundamentar los abusos generalmente lleva "semanas de trabajo", pero la administración decidió acelerar el proceso. Biden "hizo que el [Departamento de] Estado y el Tesoro dejaran todo lo que estaban haciendo y reunieran algo, en el lapso de una semana", dijo la fuente.

Cuba: la Casa Blanca advierte que las protestas afectarán la política de Estados Unidos hacia la isla

Organizaciones como Human Rights Watch estiman que unas 500 personas fueron detenidas por las protestas.

"El pueblo cubano tiene el mismo derecho a la libertad de expresión y de reunión pacífica que todas las personas. Estados Unidos apoya a los valientes cubanos que han salido a la calle para oponerse a 62 años de represión bajo un régimen comunista", destaca Biden en el comunicado, y recalcó que "el avance de la dignidad humana y la libertad" es una prioridad de su gestión.

El gobierno norteamericano también está empujando otras iniciativas para ayudar a los cubanos.

Biden dijo que están buscando formas de proveer Internet, después de que el gobierno cubano restringiera el acceso a redes sociales y plataformas de mensajería, incluidas Facebook y WhatsApp.

Cuba: apareció Raúl Castro y la tevé cubana habla de apoyo de Alberto Fernández

La Casa Blanca dijo que estableció un "grupo de trabajo sobre remesas" que se centrará en cómo se puede transferir dinero directamente a los cubanos sin que caiga "en manos de los opresores", en palabras de Julie Chung subsecretaria en funciones de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado.

Las remesas son una de las principales fuentes de divisas para el país-se estima que ingresan entre u$s 2000 y u$s 3000 millones anuales por esa vía- y los cubanos dependen de ella para poder comprar productos básicos en las 'tiendas MLC' (Moneda Libremente Convertible), mas abastecidas que las que operan con pesos cubanos.

Trump había impuesto estrictas restricciones al flujo de remesas. Por su parte, la Administración Biden reconoció que es un tema complejo y que "requiere un enfoque mesurado y reflexivo en coordinación con expertos".

Estados Unidos también quiere aumentar el personal en su embajada en La Habana y acelerar las exportaciones humanitarias y médicas a Cuba. En 2020, las empresas estadounidenses exportaron bienes por u$s 176 millones a la isla, incluidos alimentos y medicinas, dijo Chung.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios