España quiere más presencialidad en las clases y relajará el protocolo por coronavirus

Mantendrá barbijos y burbujas pero proyecta reducir distanciamiento entre bancos para que entren más alumnos por curso. Con 30% de la población española vacunada hasta hoy, las autoridades prevén que sea un 70% a fin de septiembre.

Barbijo y burbujas seguirán siendo obligatorios en las escuelas españolas cuando retomen las clases tras el receso de verano (boreal) pero prevén un probable cambio en el protocolo por coronavirus: quieren reducir la distancia entre los bancos, para que entren más alumnos por curso y desaparezca la semipresencialidad.

Lo que plantean los Ministerios de Salud y de Educación es que la actual distancia de 1,5 metros entre bancos se reduzca a 1,2 metros. Es decir, que cuando estén sentados, los niños estén a 1,2 metros de distancia entre ellos.  Medios locales coinciden en que el objetivo que es que pueda garantizarse la plena presencialidad en todas las etapas educativas.

Y aunque prevén que para septiembre el 70% de la población española esté vacunada -hasta hoy, es un 30%-, estando en pandemia, seguirán aplicando las medidas de prevención en las escuelas, como el barbijo para niños mayores de 6 años, y las burbujas o grupos reducidos, para alumnos de entre 3 y 12 años. 

La Propuesta de Medidas de Prevención, Higiene y Promoción de la Salud frente al Covid-19 para Centros Educativos en el curso 2020-2021 fue enviada hoy por las carteras de Salud y Educación a los gobiernos regionales. Apunta que la cursada tendrá que ser con un alto estándar de seguridad y tiene que ser revisado regularmente en función de "la situación epidemiológica y el avance en la vacunación del alumnado" contra el Covid-19

Coronavirus y presencialidad escolar en Madrid con protocolo - Xinhua

Y confirma que "la dimensión mundial de la pandemia", "hace necesario mantener un escenario de prudencia".

A la vez que destaca los buenos resultados obtenidos hasta ahora con los protocolos en escuelas, la propuesta advierte que "la vacunación de la población infantil está pendiente de definir"; "no se puede descartar" que las personas vacunadas puedan infectarse, aunque sin síntomas graves, y transmitir la enfermedad.

Según detalla El País, las  clases, el comedor y las demás instalaciones educativas seguirán ventilándose, a ser posible de forma "permanente", y como mínimo al inicio y final de la jornada, en los recreos y entre clase y clase. Las entradas y salidas continuarán siendo escalonadas. El contacto entre grupos en el patio y los pasillos deberá ser el mínimo. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios