Escándalo financiero en el Vaticano: detectan un 40% más de operaciones sospechosas en 2020

En total fueron 89 tan sólo el año pasado, según el informe que se publica dos semanas antes de que el tribunal del Vaticano procese a 9 acusados por la dudosa gestión de fondos reservados, entre ellos, el cardenal Angelo Becciu, destituido por el papa Francisco.

El organismo de control de las finanzas de la Santa Sede realizó 89 informes de actividad sospechosa en 2020, un 39% más que en 2019, cuando fueron detectadas un total de 64 actividades sospechosas, según el Informe 2020 de la Autoridad de Supervisión y Información Financiera (ASIF), publicado este jueves.

El documento revela que se intercambiaron 49 solicitudes de información con otras Autoridades Vaticanas sobre 124 temas.

Para la Santa Sede, esto es un signo de "un crecimiento importante respecto al año anterior, lo que confirma las importantes sinergias que se han creado entre las instituciones de la Santa Sede y el Estado de la Ciudad del Vaticano en el conflicto a las actividades delictivas".

El cardenal Angelo Becciu, antes de ser destituido por su gestión defondos reservados - Europapress

La publicación del informe se produce 12 días antes de que el tribunal del Vaticano siente en el banquillo de los acusados al cardenal Angelo Becciu, a quien el Papa destituyó por su dudosa gestión de los fondos reservados de la Secretaría de Estado en la compra opaca de un inmueble de lujo en Londres que causó un agujero millonario en las arcas del Vaticano. Además, por este caso, el Vaticano procesará a otras nueve personas.

Mediante dos protocolos de entendimiento a nivel internacional con la colaboración activa de las fuerzas de investigación del Vaticano, la ASIF intercambió 58 solicitudes de información con las Unidades de Información Financiera (UIF) extranjeras sobre 196 temas, respecto a las 18 contestaciones que se produjeron en 2019; y envió 19 comunicaciones espontáneas sobre 104 temas.

Así se desprende del informe presentado hoy por la  ASIF, la entidad creada por Benedicto XVI en 2010 para vigilar las actividades financieras de la Santa Sede. En total, la Santa Sede intercambia información fiscal con 60 jurisdicciones extranjeras. Las últimas fueron Finlandia, las Islas Cook, la República Checa y Serbia.

La ASIF ofreció información fiscal en 49 ocasiones a otras autoridades del Vaticano sobre un total de 124 personas.


Tags relacionados

Comentarios

  • CA

    Claudia Analía

    Hace 5 días

    Se supo: los curas son k0rrupt0s, mentirosos y pervers0s.

    1
    0
    Responder
  • CG

    Carlos Giusti

    Hace 8 días

    Hace muchos años que el Vaticano se asoció a las mafias internacionales y a recibir depósitos en su banco de corruptos políticos del mundo. Francisco lo sabe y mira para otro lado. El también es responsable.

    1
    0
    Responder