Empeora el panorama del petróleo por pronósticos en baja de OPEP y AIE

El impacto del coronavirus sigue haciendo caer la previsión de la demanda global de petróleo, mientras Arabia Saudita acentúa su ofensiva para prevalecer en el mercado y anuncia que aumentará aún más su producción. Putin replica que Rusia puede resistir la turbulencia del mercado. EE.UU. suspendió la venta de 12 millones de barriles de crudo procedentes de su reserva estratégica

En el marco de la actual guerra del petróleo que enfrenta a Arabia Saudita con Rusia y el impacto del brote de coronavirus en ese mercado, tanto la OPEP como la Administración estadounidense de Información de Energía (AIE)  redujeron hoy sus previsiones para el crecimiento mundial de la demanda de petróleo.

E incluso el cartel advirtió que podría hacer aún más ajustes bajistas a sus proyecciones.

Mientras que Arabia Saudita, en plena batalla por la participación de mercado que hizo colapsar los precios del barril al inicio de esta semana, y que sigue haciendo temblar al mercado, aseguró hoy que aumentará su producción de petróleo por primera vez en más de una década.

Y si la negativa de Rusia, la semana pasada, de sumarse al plan de ajuste de la oferta que planteado la OPEP desencadenó la ofensiva saudita que incluyó un drástico recorte del precio del petróleo, hoy el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que Rusia está bien equipada para soportar la turbulencia del mercado por el Covid-19 y las recientes crisis del precio del petróleo.

El panorama más sombrío de la OPEP

En su último reporte mensual, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) pronosticó que la demanda mundial de crudo suba sólo en 60.000 barriles por día (bpd) en 2020, una reducción de 920.000 bpd respecto a su estimación anterior.

"En vista de los hechos recientes, actualmente los riesgos bajistas superan a los indicadores positivos y sugieren que es posible aplicar más revisiones a la baja en las proyecciones de la demanda petrolera si la situación persiste", indicó el cartel.

Administración de Información de Energía 

En tanto la AIE redujo su proyección de crecimiento de la demanda en 660.000 bpd a 0,37 millones de bpd para el 2020. En su estimación mensual, la agencia elevó su pronóstico para el crecimiento de la demanda de crudo en 2021 en 210.000 bpd a 1,73 millones de bpd.

También aclaró que espera que la producción de crudo de Estados Unidos suba menos de lo previsto anteriormente este año, un alza de 760.000 bpd a 12,99 millones de bpd. En un reporte previo, la agencia había calculado un aumento de 960.000 bpd.

EE.UU. suspendió venta de su reserva estratégica

En EE.UU. se confirmaron hasta hoy más de mil personas contagiadas por el coronavirus, con 31 muertos. Apenas ayer, el gobierno decidió suspender la venta de 12 millones de barriles de crudo procedentes de su reserva estratégica a fin de estabilizar el mercado.

"A la luz de las recientes fluctuaciones de los mercados mundiales de petróleo, el Departamento de Energía de Estados Unidos suspende la venta de crudo de la Reserva Estratégica de Petróleo anunciada recientemente", indicó el Ejecutivo, y reanudará la operación de venta "cuando las condiciones de mercado cambien".

Arabia Saudita va por más

En una nueva muestra de su decisión a prevalecer en el mercado del petróleo, Arabia Saudita anunció hoy que por primera vez en más de una década, apuntará a aumentar la capacidad de producción de petróleo.

De esta manera, el Ministerio saudita de Energía le ordenó a la productora estatal Saudi Aramco que aumente su capacidad de producción a 13 millones desde 12 millones bpd, confirmó el presidente ejecutivo de la compañía, Amin Nasser. Ayer, ya había garantizado que a partir de abril logrará un aumento récord de suministro de crudo, con una producción de hasta 12,3 millones bpdl, lo que representa un incremento de 2,5 millones de unidades respecto de su bombeo en los últimos meses.

Cuestionamiento ruso

Luego de que Putin afirmara hoy que Rusia está bien equipada para soportar la turbulencia del mercado por el coronavirus y las recientes crisis del precio del petróleo, el ministro ruso de Energía, Alexander Novak, evaluó que los planes sauditas de aumentar su producción petrolera "probablemente no sean la mejor opción".

Arabia Saudita está "tomando la iniciativa de promover sus productos" en los mercados globales, dijo Novak y agregó que aunque Rusia está llamando a miembros de la OPEP y productores externos al grupo, ninguno accedió aún a la propuesta de Moscú de mantener sin cambios los actuales recortes al bombeo.

Tags relacionados