Segunda vuelta

Cierran las urnas en Ecuador: el país define entre Arauz, el candidato de Correa, o el liberal Lasso

Andrés Arauz ganó las elecciones de febrero (32,72%) pero no le alcanzó para evitar ir al balotaje con Guillermo Lasso

Ecuador define si su próximo presidente en el contexto de unas elecciones altamente polarizadas y una escalada de los contagios de coronavirus.

En QuitoAndrés Arauz (UNES), el candidato de Rafael Correa, dijo: "Esta es nuestra oportunidad para dejar el pasado atrás, ese dolor, ese sufrimiento, y pasar a un gobierno realmente humano" y agregó: "Aquí hay una opción que convoca a la unidad y lo haremos a partir de esta noche". Arauz está empadronado en México, donde estaba haciendo un doctorado, por lo que no pudo votar en su país.

En Guayaquil, Guillermo Lasso (CREO), también aseguró su victoria. Las urnas cierran a las 5 de la tarde (las 19 de Argentina) y se espera que los primeros resultados comiencen a publicarse cerca de la noche. El nuevo presidente asumirá el cargo el 24 de mayo. 

Segunda vuelta en Ecuador: el país elige hoy entre el correísmo o el liberalismo

Andrés Arauz ganó las elecciones del 7 de febrero con una importante diferencia sobre Lasso (32,72% a 19,74%), y aunque no le alcanzó para evitar el balotaje, dejó al correísmo como la principal fuerza política del país.

El candidato del anti-correísmo, Lasso, claramente tiene un techo -es la tercera vez que se presenta a elecciones tras dos intentos frustrados- y su imagen de economista liberal y exbanquero, lo hace impopular en ciertos sectores de la sociedad. Sin embargo, Lasso logró reclutar el apoyo de la mayoría de los candidatos de la primera vuelta, especialmente el de Xavier Hervas (Izquierda Democrática, ID) que sorprendió en febrero con un resultado de 15,68% y quedó cuarto en las elecciones.

Yaku Pérez (Pachakutik), que quedó tercero por una diferencia de 32.115 votos con Lasso, en las últimas semanas ha estado impulsado el "voto nulo ideológico" entre la comunidad indígena, que representa el 7% de la población ecuatoriana. Pérez asegura que hubo fraude electoral en la primera vuelta.

El correísta Arauz ya tiene rival para el ballottage en Ecuador: oficializaron como segundo a Lasso

Más allá de la adhesión que pueda generar Pérez en el electorado indígena, otra incertidumbre está dada por el alto número de indecisos, cerca del 20%, en la recta final a la segunda vuelta

Además, las elecciones se producen en el medio del recrudecimiento del coronavirus en el país: durante el fin de semana se registró un récord de personas hospitalizadas por Covid, y los casos ya superan los 342.000. Por la pandemia, el año pasado la economía ecuatoriana se desplomó un 9% debido al freno de la actividad y la caída del precio del petróleo.

Una de las apuestas más grandes de Arauz para reactivar la economía es el plan 'Mil de una', que promete u$s 1000 a un millón de familias durante su primera semana de gestión. Además, el candidato propuso crear 800.000 puestos de "trabajo digno" durante sus cuatro años de gobierno y u$s 3000 millones en créditos para apoyar a las Pymes y emprendimientos.

Cuatro motines dejan 75 muertos y el Presidente responsabiliza a bandas criminales

El objetivo es recuperar el consumo de los hogares en el corto plazo, con una fuerte impronta estatal ya que su plan se financiaría fundamentalmente a través del gasto público. Para eso, el heredero de Correa planea aumentar la recaudación en u$s 2475 millones, basada en un mayor control de la evasión fiscal y prebendas; y la expandir el Banco Central de Ecuador (BCE) que a través de la repatriación de u$s 5300 millones que la entidad tiene en Suiza. También  buscaría recuperar otros u$s 33.000 que los ecuatorianos tienen en cuentas del exterior a través de un 'contrato de certidumbre económica'.

Del otro lado, Lasso apunta al déficit cero y a la reducción de impuestos. El banquero prometió aumentar el sueldo mínimo hasta u$s 500 en 2021 y crear dos millones de empleos durante su mandato. La idea es impulsar la economía a través del sector privado, la inversión extranjera y el aumento de la producción petrolera.

Más allá de la fuerte polarización, ambos candidatos coinciden en una cosa: la continuidad de la dolarización. Por otra parte, en el segundo tramo de la campaña, Arauz moderó su retórica sobre el FMI y propone ahora una reestructuración del acuerdo de u$s 6500 millones que consiguió el presidente Lenín Moreno el año pasado. Meses atrás había dicho que de ganar, no lo respetaría porque la prioridad era resolver la crisis económica. Lasso dijo que reconocerá el acuerdo, aunque convalidaría el aumento del IVA, una de las condiciones planteadas.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios