El spot "populista" con el que el Laborismo hace campaña en Reino Unido

En la previa de las elecciones europeas de mayo, el partido de oposición inglés publicó un video en el que habla de los beneficios de la política fiscal expansiva y del "estimulo del consumo" como herramienta para revertir el deterioro económico del país.

Aumentar el gasto público y fomentar el consumo. Dos herramientas usadas por el kirchnerismo para revertir la caída de la economía, y duramente criticadas por el arco económico, son recogidas por estos días por el Partido Laborista británico que las puso en el centro de la campaña de cara a las elecciones europeas del 23 de mayo próximo. 

A través de un spot titulado "Para muchos, no para unos pocos", la principal fuerza de oposición del Reino Unido habla de los beneficios de la política fiscal expansiva y del "estimular el consumo" para revetir el deterioro económico.

El corto muestra las consecuencias de devolver el dinero que el gobierno de Theresa May recortó en el marco de su plan de ajuste, a cinco personas comunes y qué sucedería si esos fondos se los devuelven a un multimillonario.

Jeremy Corbyn (centro), el líder de los laboristas y principal opositor a Theresa May.

En el caso de las cinco personas se les restituye con un aumento de sueldo, una pensión, un subsidio por discapacidad, una beca estudiantil y un préstamo para pequeñas empresas, respectivamente. Esas personas gastan el dinero extra y ayudan a impulsar la demanda agregada en la economía.

La presentadora llama la atención sobre los efectos acumulativos de las personas de bajos ingresos: su dinero se destina a la compra de alimentos y reparaciones de automóviles: "El dinero lo gastan en su comunidad local", señala.

Acto seguido, el spot muestra que ofrecer un recorte de impuestos a un multimillonario no arroja el mismo resultado. El dinero, en ese caso, viaja a la Islas Cayman.

Con el video, los laboristas buscan demoler la "teoría del derrame", propia de la doctrina neoliberal, y sumar apoyos en su oposición a la reducción de impuestos que estaría barajando el gobierno de Theresa May, con el fin de estimular la actividad económica.

El paquete incluiría un recorte del impuesto de sociedades de Gran Bretaña, el impuesto al valor agregado (IVA) e incluso reducir a cero todas los aranceles del reino.

Tags relacionados
Noticias del día