En Reino Unido analizan pagarle a la gente para que cumpla la cuarentena en su casa

El gobierno británico elaboró un borrador con un proyecto para pagar 500 libras extras a las personas que deben cumplir con el confinamiento. El objetivo es aumentar los niveles de tests y de autoaislamiento

Funcionarios del gobierno del Reino Unido han sugerido que se le pague a la gente para que se quede en casa si da positivo en las pruebas del coronavirus, en medio de la preocupación porque muchos británicos no se están haciendo los tests o no cumplen con las normas de aislamiento.

Aunque el plan no ha recibido la aprobación definitiva, un borrador de del gobierno propone pagos de 500 libras (u$s 685). En la actualidad, sólo las personas con los ingresos más bajos reciben una ayuda si se les ordena hacer cuarentena.

La política, que costaría unos 2000 millones de libras al mes (u$s 2,7 mil millones), estaría pensada para desterrar el miedo de la gente a perder ingresos si se ve obligada a autoaislarse por un test positivo, según un documento obtenido por The Guardian y confirmado a Bloomberg por una persona familiarizada con el asunto.

Cómo son las campañas de vacunación contra el coronavirus en el mundo

Consultado sobre el tema, el secretario de Medio Ambiente, George Eustice, dijo que era una "especulación" y que "no se ha tomado ninguna decisión". Un allegado al Ministro de Hacienda, Rishi Sunak, dijo que los pagos no se efectuarán y que la propuesta no ha sido presentada al Tesoro.

El vocero del primer ministro Boris Johnson, Jamie Davies, señaló que los pagos existentes corresponden a las personas con bajos ingresos y dijo que "no hay planes" para introducir un pago "extra" de 500 libras.

Un "costo enorme"

"Queremos mejorar las tasas de cumplimiento del autoaislamiento para las personas que han estado en contacto con alguien que ha dado positivo, por ejemplo, y queremos que la gente se haga el test si tiene síntomas del virus", dijo Eustice a la radio LBC. "Pero esto también supondría un costo enorme".

Millones de británicos estarían en problemas sin el sueldo completo, ya que el pago legal por enfermedad en el Reino Unido es de 95,85 libras (u$s 131) a la semana, muy por debajo del ingreso promedio de 575 libras (u$s 786). Además, en el segundo trimestre del año pasado, 1,1 millones de personas (el 3,3% del empleo total) tenían un contrato de cero horas, lo que significa que no cobran si no van a trabajar.

Pfizer recorta el 50% de sus entregas a Europa y complica el plan de vacunación

El Reino Unido atraviesa su tercer confinamiento nacional, con el mayor número de muertos de Europa: 94.580 personas han muerto por Covid-19. Los ministros se han comprometido a ofrecer vacunas a 15 millones de las personas más vulnerables antes del 15 de febrero, y el número ya inoculado supera ahora los 5 millones.

Limitación del suministro

Aunque el Secretario de Sanidad, Matt Hancock, ha dicho en repetidas ocasiones que el suministro es la mayor limitación del programa de vacunación, el gobierno se ha negado a decir cuántas dosis de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca ha recibido. Davies volvió a negarse a dar cifras. "Está claro que hay una gran demanda de vacunas en todo el mundo, por lo que no vamos a hacer comentarios sobre el suministro de vacunas y los calendarios de entrega", dijo.

"Nunca ha sido nuestra intención tener reservas masivas de la vacuna", dijo Davies. "Estamos operando con un sistema justo a tiempo, lo que significa que tan pronto como obtenemos las vacunas, las sacamos lo más rápido posible" para vacunar a la gente, dijo.

Oxford estudia modificaciones en su vacuna para hacer frente a las nuevas cepas 

Johnson ha señalado que el confinamiento podría durar hasta el verano, a pesar de las demandas de los miembros de su Partido Conservador de un plan para aliviar las restricciones a partir de mediados de febrero, o después de que el gobierno haya cumplido su objetivo de vacunar a los más vulnerables.

Las tiendas, los restaurantes y las escuelas están cerrados, y se ha pedido a los ciudadanos que se queden en casa a menos que sea absolutamente necesario. Las restricciones amenazan con empujar la economía a una nueva recesión, después de sufrir su peor caída en tres siglos.

Alerta mundial por nuevas cepas en Brasil, Reino Unido y Sudáfrica

Mientras tanto, sólo el 17% de las personas con síntomas se presentan a las pruebas, según el documento político del 19 de enero, siendo el deseo de evitar el aislamiento el mayor obstáculo para solicitar una prueba. Sólo una cuarta parte de las personas declaran cumplir las normas de autoaislamiento, mientras que el 15% sigue acudiendo al trabajo con normalidad, según el documento citado por The Guardian.

Los ministros anunciaron el jueves nuevas multas de 800 libras (u$s 1093) para quienes asistan a fiestas en casas.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios