ciberataque

Estados Unidos acusó a China de fomentar "un ecosistema de hackers criminales"

Dijo que "desarrollan tanto actividades patrocinadas por el Estado, como ciberdelitos para su propio beneficio económico".

Estados Unidos endureció su retórica contra China, dando indicios de que la política hacia el gigante asiático podría tener más continuidades que diferencias respecto con la administración anterior.

"Estados Unidos y países de todo el mundo están exigiendo a la República Popular China que rinda cuentas por su patrón de comportamiento irresponsable, disruptivo y desestabilizador en el ciberespacio, que supone una gran amenaza para nuestra seguridad económica y nacional", dijo el secretario de Estado, Antony Blinken.

Según el líder de la diplomacia norteamericana, el Ministerio de Seguridad Pública (MSP) chino "fomentó un ecosistema de hackers criminales contratados que desarrollan tanto actividades patrocinadas por el Estado, como ciberdelitos para su propio beneficio económico".

Por qué Biden alerta a empresas estadounidenses sobre los riesgos de operar en Hong Kong 

"Estos hackers contratados le cuestan a los gobiernos y las empresas miles de millones de dólares en propiedad intelectual robada, pagos de rescates y esfuerzos de mitigación de la ciberseguridad, todo ello mientras el MSP los tenía en su nómina de sueldos", agregó Blinken.

Más tarde, el presidente Joe Biden, dijo: "Tengo entendido que el gobierno chino, no muy distinto del gobierno ruso, no está haciendo esto por sí mismo, sino que está protegiendo a los que lo están haciendo y tal vez incluso habilitándolos para que puedan hacerlo".

Cómo es la estrategia de integración militar-civil china que preocupa a los Estados Unidos

La denuncia del gobierno estadounidense fue respaldada por la Unión Europea y el Reino Unido. "El gobierno chino debe terminar este cibersabotaje sistémico y deberá esperar rendir cuentas sino lo hace", dijo el canciller británico, Dominic Raab. Por su parte, Josep Borrell, Alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, dijo que los ciberataques se habían producido desde China y que derivaron en "riesgos de seguridad y pérdidas económicas significativas para nuestras instituciones gubernamentales y nuestras empresas privadas".

La Organización del Tratado de Atlántico Norte (OTAN) también respaldó los cuestionamientos.

Como parte de la estrategia, la Agencia de Seguridad Nacional, la Agencia de Ciberseguridad y Seguridad de las Infraestructuras y el FBI detallaron más de 50 tácticas que los hackers chinos utilizaron para atacar las redes estadounidenses.

Estados Unidos vs China: acusan a dos hackers chinos de un robo masivo de datos de coronavirus y Defensa 

En un comunicado, el Departamento de Estado también dijo que había podido confirmar que hackers ligados al MSP habían llevado adelante una serie de ataques masivos contra los servidores de Microsoft Exchange, en marzo pasado. Decenas de miles de cuentas de mails -incluyendo direcciones de empresas y organismos de gobierno- quedaron expuestas tras un ataque organizado por un grupo con base en China que Microsoft identificó como Hafnium.

Por otra parte, el Departamento de Justicia estadounidense difundió una acusación sobre cuatro ciudadanos chinos -tres de los cuales eran oficiales del Ministerio de Seguridad en la provincia de Hainan-, sospechados de liderar una campaña internacional de "intrusión informática" con el objetivo de obtener secretos industriales, información confidencial y propiedad intelectual de varias compañías alrededor del mundo.

Estados Unidos: hackearon correos del Tesoro y Comercio y sospechan de Rusia

De acuerdo con la denuncia, los funcionarios de seguridad serían los encargados de coordinar a los hackers que desarrollaban el malware para intrusar sistemas en Estados Unidos, Austria, Canadá, Alemania, Malasia, Arabia Saudita, Sudáfrica y el Reino Unido entre otros. Además, los acusados habrían "buscado opacar el papel del gobierno chino en dicho robo estableciendo una empresa de fachada".

Aunque los comunicados no mencionaron ningún tipo de sanción contra el gobierno chino, se trata de uno de los gestos más contundentes por parte de la Administración Biden, que hasta ahora había enfocado sus acusaciones de ciberataque en Rusia.

Las denuncias se producen sólo días después de que la Administración emitiera un alerta a las compañías estadounidenses sobre hacer negocios en Hong Kong, alegando la nueva Ley de Seguridad Nacional y riesgos sobre la privacidad de los datos, en la transparencia de información crítica y de sanciones por parte de Hong Kong o China.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios