Crisis económica en Venezuela: en sólo cinco meses, la inflación ya llega al 300%

El gobierno de Maduro había logrado contener los precios por debajo del 25% pero la cuarentena y los problemas de combustible los precios hicieron que se volvieran a disparar

Venezuela cerró mayo con una inflación del 38,6% –frente al 27,5% de abril– y el acumulado de los primeros cinco meses de 2020 asciende a  292,5%, según datos del Banco Central de Venezuela (BCV).

La suba se da en el contexto de las medidas de confinamiento que el gobierno de Nicolás Maduro había impuesto para contener la pandemia de coronavirus en el país, que hasta ahora dejó 2453 casos y 22 muertes según datos oficiales. Profesores de la Universidad Johns Hopkins, sin embargo, difundieron un cálculo “conservador de al menos 30.000 infectados.

Coronavirus: organismos de Derechos Humanos dicen que Nicolás Maduro miente sobre los muertos en Venezuela

En febrero y marzo el gobierno logró mantener los precios por debajo del 25% gracias a una parcial apertura económica que implicó la relajación de controles al sector privado, pero con la cuarentena y los problemas de suministro de combustible los precios de los productos volvieron a dispararse.

Venezuela lleva seis años en recesión, bajos ingresos por la caída de la producción petrolera y no ha logrado salir de la hiperinflación. El dueño de las mayores reservas petroleras del mundo está luchando  con años de mala gestión –actualmente PDVSA produce unos 425.000 barriles de petróleo por día, un mínimo histórico– y las sanciones económicas del gobierno de los Estados Unidos, que cada vez ejerce más presión sobre Maduro.

Coronavirus: Maduro irá "hasta el mismo infierno" para pedir ayuda por Venezuela

Según Bloomberg, la Administración Trump está preparando nuevas sanciones contra hasta 50 buques petroleros con el objetivo de frenar el comercio entre Venezuela e Irán.  Frente a la escasez de combustible, el gobierno iraní envió 5 buques con petróleo a Venezuela en mayo pasado y este lunes llegó a Caracas un vuelo humanitario proveniente de Teherán con tests kits y equipo médico para ayudar a combatir el Covid-19 en ese país.  

Reuters consignó que en el último fin de semana al menos dos tanqueros que navegaban hacia Venezuela para  cargar petróleo (el Seadancer, contratado por una empresa de Tailandia y el Novo que debía regresar a Singapur) tuvieron que dar la vuelta y otras tres embarcaciones se alejaron de aguas venezolanas, mientras la Casa Blanca analiza las nuevas sanciones.

Tags relacionados