Europa le exige a AstraZeneca una indemnización multimillonaria por retrasos con las vacunas

En la batalla legal contra el laboratorio por las demoras en la entrega de vacunas contra el coronavirus, le cobrarán 10 euros (u$s 12) por cada día de retraso y dosis comprometida a partir de julio.

10 euros por cada día de retraso y dosis comprometida a partir de julio si AstraZeneca no entrega 20 millones adicionales de vacunas al bloque comunitario antes de junio. Esa es la reclamación que han presentado los abogados de la Comisión Europea contra AstraZeneca ante la Justicia belga en la batalla legal que mantienen por los problemas con los envíos de vacunas.

La pelea judicial vivió hoy un nuevo capítulo en la vista de uno de los dos procesos judiciales que la Comisión ha abierto contra la farmacéutica. La Comisión quiere forzar a AstraZeneca a entregar las dosis comprometidas mediante la demanda.

El objetivo de la Comisión es que el laboratorio entregue al menos 120 millones de vacunas para finales de junio, aunque hasta primeros de mayo tan solo había entregado 50 millones de dosis y espera haber entregado a finales de junio unos 100 millones de dosis.

Bruselas exige que también entregue esas 20 millones de dosis adicionales antes del final del próximo mes y para ello presiona con esta penalización que podría acabar acabar elevándose a miles de millones de euros en daños si la Justicia belga atiende la petición de los abogados del Ejecutivo de la UE. De ser así, la indemnización alcanzaría los 200 millones de euros si la compañía no acelerara los envíos retrasados con la UE.

El contrato firmado por la Comisión y AstraZeneca el pasado mes de agosto para la compra de 300 millones de dosis, con opción a 100 millones más de dosis que la UE finalmente ha rechazado ejecutar. La UE no tiene intención de negociar un nuevo contrato con la Comisión.

"AstraZeneca ni siquiera intentó respetar el contrato", ha denunciado ante el juez la abogado de la UE, Rafael Jafferali. La decisión de la Justicia belga está prevista para antes del mes de julio.

Mientras tanto, el abogado de AstraZeneca, Hakim Boularbah, mantuvo ante el juez que el laboratorio se ha ajustado al compromiso de "hacer los mayores esfuerzos posibles" por cumplir un contrato, que insiste no obligaba a una cantidad concreta a entregar.

Sin embargo, la defensa de la UE acusó a la compañía anglosueca de no cumplir con este principio pues no ha entregado dosis fabricadas en las plantas que estaban recogidas en el contrato con la Comisión, incluidas las británicas.

No obstante, el abogado de AstraZeneca puso énfasis en señalar que la fabricación de las vacunas es un proceso complejo. "Este no es un contrato para la entrega de zapatos o camisetas", apuntó Boularbah. Desde que se desatara la batalla legal, AstraZeneca siempre se ha escudado en que el proceso de fabricación de una dosis es largo y requiere tiempo hasta que los ajustes se reflejan en el aumento de la entrega de las dosis.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios