Lacalle Pou se resiste al confinamiento: "Los que piden cuarentena obligatoria son los asalariados"

El presidente uruguayo desafió que "los que piden cuarentena obligatoria son los asalariados" y cuestionó el contraargumento de dar apoyos económicos a la población perjudicada. Pero concede medidas planteadas por la oposición para lidiar con la crisis social.

Vacunar todo lo posible y cuidarse todo lo necesario. Aunque los resultados no son aún los que desearía ni los que había imaginado hace más de un mes, y pese a las insistentes presiones desde el colectivo científico y la oposición para cambiar la pisada, el presidente Luis Lacalle Pou continúa aferrado a la estrategia de la "libertad responsable" para navegar la ola de contagios de coronavirus que mantiene al país en un promedio móvil semanal de más de 50 muertes diarias, y que este martes produjo 68 fallecimientos.

Lacalle Pou tenía la expectativa de que para inicios de junio el avance de la vacunación ya hubiera llevado a un menor nivel de víctimas mortales e ingresos a CTI, pero aunque los números diarios todavía no le traen buenas noticias, el mandatario tiene la convicción de que el cierre que sugieren desde afuera de la Torre Ejecutiva implicaría consecuencias sociales y económicas muy duras con el "riesgo" y la "incertidumbre" de que no se obtengan los resultados esperados, dijeron allegados al presidente.

En ese contexto, Lacalle Pou salió a defender públicamente la línea asumida por su gobierno y la refrendará este miércoles cuando reciba en Presidencia de la República a los integrantes de la comisión de seguimiento de la pandemia del Senado. En esa instancia, el jefe de Estado dará respuesta a los reclamos del Frente Amplio, que van desde "bajar la térmica" de la movilidad y asegurar una renta básica para todos los perjudicados, hasta apoyos puntuales a pequeñas empresas y desempleados.

Aunque los planteos de la oposición en materia sanitaria están lejos de contar con el visto bueno del gobierno, Lacalle Pou sí tiene previsto ceder específicamente en algunas propuestas para hacer frente a la crisis social y económica.

Fuentes del gobierno consultadas por El Observador dijeron que se llegó a la conclusión de que existe espacio para encontrar acuerdos en una parte de las sugerencias que hizo el Frente Amplio en asuntos de empleo y políticas sociales.

De hecho, una vez que las propuestas llegaron a la mesa de trabajo de Lacalle Pou, el presidente las derivó a los ministerios correspondientes para que analizaran cuáles podían tener asidero. Las propuestas económicas y laborales fueron objeto de una reunión entre los ministros Azucena Arbeleche (Economía) y Pablo Mieres (Trabajo), dijeron dirigentes del oficialismo.

Entrevistado este martes por Subrayado, Lacalle dijo que "hay algunas propuestas de sentido común, sensatas, que el gobierno está dispuesto a llevar adelante"."Las que tienen el visto bueno las vamos a impulsar. No tenemos el no asegurado; tenemos el sí, dentro de las posibilidades", afirmó.

Vacunación contra el COVID en Uruguay - Xinhua

Las medidas económicas y sociales que planteó el Frente Amplio incluyen "adelantar la inversión pública de los próximos años", "flexibilizar el hecho de que entre el acceso al seguro de paro y el nuevo acceso haya transcurrido 12 meses", "eliminar la reducción del pago manteniéndola en 66%", que los trabajadores con multiempleo puedan "cobrar lo correspondiente al empleo perdido" y mantener el resto, "licencias especiales con goce de sueldo" para trabajadores con comorbilidades, que los beneficiarios del seguro de enfermedad tengan "derecho a percibir el subsidio desde el primer día de cuarentena como consecuencia de haber estado expuestos", otorgar créditos a tasas cero y alivios impositivos a pequeñas empresas, "suspender desalojos y lanzamientos de inquilinos por 120 días", diferir intereses de cuotas hipotecarias y vencimientos de tarifas, y "suspender los cortes de servicios de luz, agua e internet" en las poblaciones más vulnerables.

Lacalle dijo en Subrayado que de cara a la rendición de cuentas, que se presentará a fines de junio, el gobierno piensa en un proyecto no incremental del gasto, salvo por un aumento que se concentrará en dos sectores: por un lado, los aproximadamente 160 mil pensionistas y jubilados más vulnerables, a quienes se les brindará una "partida especial" de unos $ 2500; por otro, la primera infancia, con una asistencia coordinada entre los ministerios de Economía (MEF) y de Desarrollo Social (Mides) junto a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP).

Resultados sanitarios

En la entrevista, Lacalle argumentó que el "lockdown" funcionó en algunos países pero en otros no, y dijo que otras medidas puntuales como las restricciones a las actividades nocturnas no mueven la aguja, ya que representan en torno al 5% de la movilidad.

El presidente dijo que "los que piden cuarentena obligatoria son los asalariados" y cuestionó el contraargumento de dar apoyos económicos a la población perjudicada. "¿Qué es un apoyo? ¿En serio alguien cree que podemos cerrar en la situación económica del país?", preguntó Lacalle Pou, y acotó que las transferencias monetarias nunca le van a ser suficientes al que "sale a hacer el peso".

Ante la afirmación de que la estrategia no está dando resultado, Lacalle retrucó: "¿No está dando resultado en dónde? En la gente que no está vacunada. En la gente que está vacunada está dando resultado. Por eso el apresuramiento en vacunar. Hoy hay un tercio vacunado, y dos tercios no. Nuestro apuro es este", comentó el jefe de Estado, que anunció que se abrirá la agenda para jóvenes de entre 12 y 18 años.

El presidente también negó que el gobierno haya puesto "poca plata", dada la herencia fiscal que recibió en 2020, y tildó de "demagogia" las críticas a la reapertura de los free shops, dado que la Cámara de Diputados votó por unanimidad una minuta de comunicación al Ejecutivo pidiendo el retorno de esa actividad. 


Tags relacionados

Compartí tus comentarios