CORONAVIRUS

Serbia, el país con la mayor tasa de contagios que vive como si no hubiese pandemia

Sin restricciones, sin protocolo, con aforo del 100% y sin barbijos: así es la realidad del país europeo que tiene más contagios y muertes por Covid-19.

Hace ya más de un año que el Coronavirus llegó para cambiar la realidad de todos y revolucionar las costumbres, las salidas a comer y el plan de ir al cine o al teatro. Actualmente, en líneas generales, la situación parece estar más contenida, aunque eso no significa que la pandemia no siga presente.

Sin embargo, hay un país que, a pesar de ser el lugar con más contagios en el mundo y el mayor foco de infección a nivel global, parece haber dejado la existencia del Covid-19 atrás: en Serbia los bares están repletos, el barbijo no existe y la población parece no querer vacunarse.

LA SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA EN SERBIA

En Serbia viven siete millones de personas y se promedia que hay aproximadamente 6500 casos diarios de Covid-19, según los datos recolectados por AFP en las últimas dos semanas: estos números suponen una infección a razón de cerca de 93,5 personas por cada 100.000 habitantes, lo cual lo convierte en la más alta del mundo.

Fuente - Organización Mundial de la Salud

Por su parte, el uso del barbijo es obligatorio en todos los lugares cerrados o muy concurridos. Sin embargo, la cantidad de tapabocas que se ven es cercana a cero. Esto se debe principalmente a que no hay medidas que hagan cumplir la norma, el seguimiento de la misma depende completamente de la voluntad propia.

En este contexto, y a pesar de la alta disponibilidad y variedad de vacunas dentro del país europeo, sólo un 42% de la población se encuentra inoculada con esquema completo de vacunación, según los datos del "World Vaccine Tracker" (Rastreador Mundial de Vacunados) del New York Times.

Fuente - The New York Times

El mayor problema son los jóvenes: de acuerdo con el gobierno, solo lo ha hecho un 22% de los ciudadanos entre 18 y 30 años.

LA ADVERTENCIA DE LOS EXPERTOS

En este contexto, el cuerpo de personal de salud serbio le indico al gobierno la fuerte necesidad de implementar normas más duras y estrictas, como por ejemplo el horario límite en los comercios no esenciales, la reducción de la capacidad permitida en el aforo o incluso la introducción de un certificado sanitario para reducir la circulación de las personas no vacunadas.

Sin embargo, a pesar de la urgente advertencia de los médicos y la constante suba de casos y muertes por Covid-19, la primera ministra Serbia, Ana Brnabic, decidió no implementar lo sugerido por el personal de salud.

En una reciente conferencia de prensa televisada, Branabic dijo: "El pase sanitario es imposible de controlar, al igual que es imposible controlar el uso de mascarillas en interiores" - y continuó - "Tenemos un remedio para esto (...) y es la vacunación".

MOVIMIENTO ANTIVACUNA EN SERBIA

Ante las palabras de la primera ministra, y frente a la evidentemente poca población vacunada, Predrag Kon, un reconocido epidemiológico serbio, dijo, durante una reunión del grupo de infectólogos del país: "no puedo comprender lo que acabo de escuchar", y luego acusó a los gobernantes de "obstrucción".

Por su parte, Rade Panic, dirigente de un sindicato médico del país, sostiene que la decisión del gobierno de no implementar medidas más duras está íntimamente relacionada con la llegada de las próximas elecciones serbias y la alta influencia de los antivacunas.

"Los antivacunas crearon un problema. Pero el gobierno no quiere abordarlo por las elecciones", dijo Panic, y sostuvo: "El mensaje es que estamos solos (...) Estamos en puro modo supervivencia". El anestesiólogo también aseguró que los médicos están "sobrepasados" y tildó a Branabic de "diletante".

Al comienzo, la situación en Serbia parecía apuntar alto: el país se ocupó de obtener millones de dosis de países occidentales como Rusia y China, e incluso propusieron que los turistas vayan a vacunarse a sus tierras. También fue el primer país europeo en obtener permisos para producir Sinopharm y Sputnik V.

Sin embargo, es evidente que el plan de vacunación no prosperó y que la situación epidemiológica en el país pide auxilio. En este contexto, la agencia de noticias AFP pidió una entrevista con el gobierno serbio, pero no recibió respuesta.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios