Un nuevo informe de inteligencia reactiva la hipótesis de que el coronavirus salió de un laboratorio

Un día antes de que la OMS defina cómo seguirá la investigación sobre el origen del Covid-19, el Wall Street Journal publicó detalles sobre visitas hospitalarias por síntomas compatibles con el coronavirus que hicieron investigadores del Instituto de Virología de Wuhan en noviembre de 2019.

En noviembre de 2019, meses antes de que China revelara la existencia del coronavirustres investigadores del Instituto de Virología de Wuhan (WIV) fueron a pedir atención a un hospital "con síntomas consistentes tanto con Covid-19 como con la enfermedad estacional común", reportó hoy el Wall Street Journal.

El diario citó un informe de inteligencia de Estados Unidos que no había sido revelado previamente, y que detalla el número de investigadores afectados, las fechas en que enfermaron y sus visitas hospitalarias.

Según el WSJ, este informe sumaría presión a los pedidos ya existentes de una investigación más exhaustiva que la hecha hasta ahora sobre si el coronavirus que causa el Covid-19 podría haber escapado del laboratorio del WIV. 

El informe se conoce en la víspera de una reunión del órgano a cargo de la toma de decisiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se espera que discuta la siguiente fase de una investigación sobre los orígenes del Covid-19.

Una portavoz del Consejo de Seguridad Nacional no hizo comentarios sobre el reporte pero dijo que el gobierno del presidente Joe Biden sigue teniendo "serias dudas sobre los primeros días de la pandemia de Covid-19, incluidos sus orígenes en la República Popular China".

Agregó que el gobierno de Estados Unidos está trabajando con la OMS y otros estados miembro para apoyar una evaluación de los orígenes de la pandemia dirigida por expertos "que esté libre de interferencias o politización".

En marzo pasado, Estados Unidos, Noruega, Canadá, Reino Unido y otros países expresaron su preocupación por el estudio de los orígenes del Covid-19 dirigido por la OMS, y pidieron que se siguiera investigando y se tuviera pleno acceso a todos los datos pertinentes sobre seres humanos, animales y de otro tipo sobre las primeras etapas del brote.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China reiteró hoy que un equipo dirigido por la OMS había concluido que era extremadamente improbable una filtración en el laboratorio tras una visita en febrero al instituto de virología.

"Estados Unidos sigue dando bombo a la teoría de una fuga en el laboratorio", dijo el ministerio en respuesta a una petición de comentarios del WSJ. "¿Está realmente preocupado por rastrear la fuente o intenta desviar la atención?".

El gobierno de Donald Trump había dicho que sospechaba que el virus podría haber escapado de un laboratorio chino, lo que Beijing negó siempre. China se negó a dar datos sin procesar sobre los primeros casos de COVID-19 al equipo dirigido por la OMS que investiga los orígenes de la pandemia, según uno de los investigadores del equipo, informó Reuters en febrero, lo que podría complicar los esfuerzos para comprender cómo comenzó el brote.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios