CORONAVIRUS

Imponen nuevas restricciones en la Unión Europea a turistas no comunitarios

Surgen tras la recomendación de la Comisión Europea. Francia cerró sus fronteras a países de afuera de la UE "salvo motivo imperioso". En Alemania aplican restricciones a viajeros de distintos lugares.

Tanto Alemania como Francia anunciaron nuevas restricciones para ingresar a su territorio ante la crisis sanitaria producida por el COVID-19 y las nuevas cepas más contagiosas provenientes del Reino Unido, Brasil y Sudáfrica.

Esto surge luego de la recomendación de la Comisión Europea a sus Estados miembros para que activen nuevos protocolos y restricciones de circulación entre sus países y las zonas más afectadas.

Así, Francia comenzó por exigir un test de PCR negativo a quién buscase entrar en su territorio y, a partir de esta semana, ha cerrado sus fronteras a países fuera de la UE "salvo motivo imperioso", según ha aclarado su Primer Ministro, Jean Castex.

El gobierno francés también decidió cerrar el pasado domingo las grandes superficies comerciales con más de 20.000 metros cuadrados e impuso nuevas restricciones y cuidados para limitar el flujo de clientes en supermercados.

Sin embargo, todavía no se ha impuesto un nuevo confinamiento, aunque sí se aplica un toque de queda que comienza a regir a las 18:00 todos los días. El país europeo ha sufrido más de 76.500 muertes en lo que va de la pandemia, con más de 11.000 personas hospitalizadas en la última semana.

En cuanto a Alemania, comenzó a regir desde el sábado una prohibición a la entrada por vía terrestre, marítima o aérea de individuos provenientes de los países más golpeados por el virus o con las nuevas cepas más contagiosas circulando.

Por lo pronto, la medida se extenderá hasta el 17 de febrero y aplica al Reino Unido, Irlanda, Portugal, Brasil, Sudáfrica, Lesoto y Suazilandia (o Esuatini). Su objetivo es proteger a la población alemana y "limitar la propagación de las nuevas variantes del virus", según informó la cartera sanitaria del país.

Estas restricciones, sin embargo, no aplican a los alemanes que vivan en cualquiera de estos países y deseen volver, a los ciudadanos de esos países residentes en Alemania, a los pasajeros en tránsito ni a la circulación de mercancías.

Suecia, por su parte, cerró sus fronteras con Noruega durante tres semanas debido a que en Oslo se detectaron casos de la cepa más contagiosa proveniente del Reino Unido.

Finalmente, del otro lado del Atlántico, Estados Unidos sumó la semana pasada a su lista (en la que se incluyen la mayoría de los países europeos) prohibiciones para el ingreso de individuos provenientes de Sudáfrica. La nación norteamericana, una de las más golpeadas por la pandemia con más de 447.000 fallecidos, también exige a los viajeros internacionales cumplir con una cuarentena tras su llegada al país y presentar un test de COVID negativo realizado no más de tres días antes de su viaje.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios