EE.UU.

Biden quiere vacunar a 1,5 millones por día para alcanzar la "inmunidad colectiva" en 100 días

El plan permitiría dar protección a 75 millones de personas, es decir el 23% de la población

Joe Biden aseguró que confía en que puedan ser suministradas 1,5 millones de dosis diarias y así lograr la "inmunidad colectiva" contra el coronavirus en verano.

"Va a ser un desafío logístico que superará todo lo que hayamos intentado en este país, pero creo que podemos lograrlo", recalcó el presidente estadounidense.

Si el plan de Biden se concreta, Estados Unidos estará "en camino de alcanzar la inmunidad colectiva para verano". Para ello el mandatario ha pedido un acuerdo en el Congreso para que se puedan destinar unos u$s 400.000 millones a la contratación de nuevo personal, la compra de suministros y el establecimiento de nuevos espacios en los que vacunar.

Puesto que las dos vacunas aprobadas en Estados Unidos, Pfizer y Moderna, requieren de dos dosis para lograr la inmunidad, esas 150 millones de dosis que se aplicarían en el transcurso de 100 días darían protección a 75 millones de personas, es decir el 23% aproximadamente de la población.

Las nuevas estimaciones superan a las que Biden lanzó en campaña, cuando se propuso el objetivo de un millón de dosis diarias durante sus primeros cien días como presidente.

100 días

Las autoridades sanitarias estiman en más del 70% las personas que deberán recibir la vacuna en Estados Unidos para lograr la tan ansiedad inmunidad colectiva.

Sin embargo, y puesto que las dos vacunas aprobadas en Estados Unidos, Pfizer y Moderna, requieren de dos dosis para lograr la inmunidad, esas 150 millones de dosis que se aplicarían en el transcurso de 100 días darían protección a 75 millones de personas, es decir el 23% aproximadamente de la población.

Por otra parte, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, adelantó que la Administración Biden y sus responsables sanitarios retomaran las reuniones con los expertos médicos que trabajan en la respuesta de la crisis de la pandemia.

Esta decisión implica un giro de 180 grados respecto de su predecesor, Donald Trump, quien se mantuvo desconectado durante sus últimos meses al frente de la Casa Blanca de este tipo de encuentros, llegando incluso a ser reacio a llevar a los expertos médicos a hablar sobre la situación de la pandemia.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios