Coronavirus: el "error" que permitió saber que la vacuna de Oxford tiene una eficacia del 90%

"De casualidad", según reconoció Mene Pangalos, vicepresidente ejecutivo de investigación en AstraZeneca, lograron ver cómo la eficacia de la vacuna aumentaba del 70% al 90%.

La Universidad de Oxford y la farmacéutica inglesa AstraZeneca anunciaron que su vacuna había alcanzado hasta un 90% de eficacia contra el Covid-19, y más tarde se conoció un importante detalle sobre el resultado. Cuál es el "error" que permitió arribar a esa conclusión.

En su comunicado, los científicos revelaron que la vacuna tenía una eficacia general del 70% que podría alcanzar alrededor del 90% cuando se administra media dosis seguida de una dosis completa un mes después. 

"La razón por la que tomamos la mitad de la dosis fue una casualidad", dijo Mene Pangalos, vicepresidente ejecutivo de investigación en AstraZeneca, de acuerdo con lo publicado por el diario británico The Guardian.

Cuando los investigadores distribuyeron la vacuna a fines de abril notaron que los efectos secundarios esperados, como fatiga, dolores de cabeza o dolores de brazos, eran más leves de lo previsto. 

"Volvimos a analizar la data y descubrimos que se había subestimado la dosis de la vacuna a la mitad", contó Pangalos.

Pero en lugar de reiniciar el ensayo, decidieron continuar con la mitad de la dosis y administrar la inyección de refuerzo tal como estaba programada.

 



"Podría ser que al administrar una pequeña cantidad de la vacuna al comienzo y luego seguir con una gran cantidad consiguiésemos una mejor manera de poner en acción al sistema inmunológico y alcanzar una respuesta inmune más fuerte y más efectiva", sumó la profesora Sarah Gilbert, de la Universidad de Oxford, quien dirigió la investigación. 

Al respecto, Andrew Pollard, director del Grupo de Vacunas de Oxford, indicó que "no sabemos es si esa diferencia está en la calidad o en la cantidad de la respuesta inmune. Y eso es algo que investigaremos durante las próximas semanas".

Aproximadamente 3000 personas recibieron la mitad de la dosis y luego una dosis completa cuatro semanas después. Para esos casos, los datos muestran que el 90% de los pacientes estaban protegidos frente al virus.

En el grupo más grande que recibió dos dosis completas, mismas cuatro semanas de diferencias, la eficacia fue del 62%.

Si bien los especialistas aún no pueden explicar los motivos de estos resultados, dijeron que podrían estar vinculados a una activación del sistema inmunológico diferente.

Entre los voluntarios que recibieron la dosis experimental, ninguno fue hospitalizado ni sufrió casos agudos de coronavirus.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios