Brasil

Cesan al gobernador de Río de Janeiro por corrupción en fondos de coronavirus

Unos 738.000 infectados y 44.000 muertos causó el Covid-19 en Río, donde su máxima autoridad, Wilson Witzel, fue condenado por desvío de dinero que era para hospitales de campaña en la pandemia. También lo inhabilitaron para cargos públicos por cinco años.

El gobernador de Río de Janeiro, el conservador Wilson Witzel, quien ya había sido apartado de sus funciones en agosto de 2020, fue definitivamente cesado en el cargo tras la condena en el juicio político en su contra, donde se lo acusó de liderar una trama corrupta que desvió fondos de la pandemia de Covid-19, oficialmente destinados a hospitales de campaña.

Es el sexto jefe de gobierno de Río de Janeiro acusado de corrupción, y el primer gobernador de Brasil en ser destituido definitivamente mediante un proceso de impeachment desde la vuelta de la democracia.

Wilson Witzel ganó las elecciones en 2018 como gobernador de Río de Janeiro - Europapress 

Hoy asumirá el cargo de manera definitiva Cláudio Castro, que hasta ahora había sido gobernador interino.

El Tribunal Mixto Especial (TEM), formado por jueces y diputados de la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro, decidió por unanimidad la condena y apartó a Witzel del cargo.

Además decidió inhabilitarlo por cinco años para ejercer cualquier función pública, reportó Folha.

En agosto pasado, Witzel, del conservador Partido Social Cristiano (PSC), fue acusado de desviar fondos estatales destinados a la construcción de hospitales e instalaciones médicas para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, que sólo en Río de Janeiro registra 738.000 infectados y unos 44.000 muertos.

En 2018, Bolsonaro apoyaba explícitamente a Witzel, del Partido Social Cristiano - Europapress 

En julio de 2020, la 'Operación Placebo' de la policía de Río llegó hasta el Palacio de las Laranjeiras, la residencia oficial de Witzel, después de que una investigación señalara al exaliado del presidente, Jair Bolsonaro, como principal cabecilla de una trama en la que también se habrían producido sobrecostos en la compra de respiradores y tratos de favor al empresario Mário Peixoto, investigado por el Tribunal de Cuentas de Brasil.

El relator del proceso y diputado Waldeck Carneiro (PT) consideró improbable que el exgobernador -que también contrajo el coronavirus- no supiera de los fraudes en la contratación de la organización social Iabas para el montaje de los hospitales de campaña. 

"Al fin y al cabo, se trataba de la mayor contratación gubernamental, con incidencia en el mayor reto de su gobierno: salvar la vida de las personas contaminadas por el nuevo coronavirus", apuntó.

Tags relacionados

Comentarios

  • CG

    Carlos Giusti

    Hace 7 días

    Cuando actuaremos así? Algún día eliminaremos la corrupción?

    Ver más

    0
    0
    Responder