Brasil

Los sectores más golpeados por la pandemia presionan al Congreso por un megarescate de u$s 45.000 millones

La puja central será en el Legislativo, que ya aprobó un megapaquete para el sector de eventos, considerado por el equipo económico del ministro Paulo Guedes como una "bomba fiscal".

Con casi 14 millones de infectados de coronavirus en Brasil, hoy comienza una semana clave para definir qué ayudas económicas tendrán los sectores más afectados de su población. Y la puja central será en el Congreso, que ya aprobó un megapaquete para el sector de eventos, considerado por el equipo económico del ministro Paulo Guedes como una "bomba fiscal".

Guedes y la Casa Presidencial brasileña tratan de frenar los proyectos de ley que funcionarán como un rescate para los sectores afectados por la pandemia de Covid-19 que en el gigante sudamericano ya superó los 370.000 muertos. 

La llamada "bomba fiscal" supera los 250.000 millones de reales (u$s 45.000 millones) y fue creada por tres proyectos: el apoyo a los productores de eventos y empresas de turismo, a los propietarios de bares y restaurantes y a los agricultores, detalla Folha

Hasta el momento, ya se aprobó el programa que ayuda a las empresas de eventos y es el de mayor impacto: 243,5 mil millones de reales en cinco años.

Los otros dos tienen la votación prevista para esta semana. En conjunto, generarán gastos de más de u$s 45.000 millones, en su mayor parte mediante exenciones fiscales y refinanciación de deudas.

La llamada "bomba fiscal" supera los 250.000 millones de reales (u$s 45.000 millones) y fue creada por tres proyectos: el apoyo a los productores de eventos y empresas de turismo, a los propietarios de bares y restaurantes y a los agricultores, detalla Folha. 

Aprobado hace 10 días, el Perse (Programa de Emergencia para la Reanudación del Sector de Eventos) se amplió y acabó abarcando prácticamente toda la cadena de producción cultural y turística.

Ahora se espera la sanción presidencial y la consecuente reglamentación para iniciar la adhesión de unas 60.000 empresas contempladas, añadió Folha. 

El programa define una indemnización para las empresas que tuvieron una reducción del 50% de sus ingresos entre 2019 y 2020 debido a la pandemia. El valor global de esta ayuda será de 2500 millones de reales.

Además, suspende durante cinco años el pago de impuestos (PIS, Cofins, CSLL e Impuesto sobre la Renta) y permite la renegociación de las deudas fiscales con descuentos de hasta el 70% y un plazo de hasta 12 años. Sin embargo, las deudas con la Seguridad Social tendrán un plazo más corto (cinco años).

Con casi 14 millones de contagios de coronavirus, y 42.980 nuevos infectados en las últimas 24 horas, el Ministerio de Salud también lamentó ayer 1657 decesos, con los que la cifra de víctimas mortales en el país latinoamericano asciende hasta los 373.335, lo que supone una mortalidad de 2,7%.

En tanto, el Banco Central difundió hoy una medición según la cual la actividad económica en Brasil subió con fuerza en febrero, justo antes de que impactara la segunda ola de contagios de COVID-19.

La Corte brasileña habilitó a Lula a ser candidato en 2022

El índice de actividad económica del Banco Central de Brasil (IBC-Br), considerado una especie de precedente del Producto Bruto Interno (PBI), subió un 1,70% en febrero ajustado por estacionalidad, tras el alza de 1,04% del mes previo.

Guedes señaló que la recaudación de impuestos y los empleos formales registrados en enero y febrero son evidencia del repunte economómico.

El índice ajustado estacionalmente en febrero se situó en 143,24, superior al 139,98 de febrero del año pasado antes de que la pandemia paralizara la economía y desencadenara la mayor caída anual de la actividad desde 1990.

A pesar del repunte, la economía más grande de América Latina, medida por el índice IBC-Br, sigue siendo un 3,7% más pequeña que en su pico en diciembre de 2013, sobre una base ajustada estacionalmente.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios