China y la Unión Europea firman un acuerdo de inversión que eliminará barreras

La presidenta de la Comisión Europea subrayó que "el mundo post-Covid-19 necesita una relación UE-China más sólida para reconstruir mejor" y Xi Jinping aseguró que el acuerdo contribuirá a la recuperación económica mundial. Qué impacto tendrá en las relaciones con Estados Unidos.

Los líderes de la Unión Europea (UE) y China firmaron hoy por videoconferencia un acuerdo de inversión que dará a las compañías europeas un mayor acceso a los mercados chinos con inversiones en nuevos sectores y menos requisitos para empresas conjuntas, aunque probablemente recién entrará en vigor en 2022.

Mediante el tratado, China prohíbe la transferencia forzada de tecnología de compañías extranjeras y prometió ser más transparente sobre los subsidios y prohibir que las empresas estatales discriminen contra los inversores foráneos.

 

En el encuentro virtual participaron el presidente chino, Xi Jinping, la jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, el líder del Consejo Europeo, Charles Michel; la canciller alemana, Angela Merkel; y el presidente francés, Emmanuel Macron.

Europapress

El pacto está diseñado para eliminar las barreras a la inversión en China, como los requisitos de empresas conjuntas y los límites al capital extranjero en ciertas industrias. Los sectores que se cubrirán incluyen manufactura, servicios financieros, bienes raíces, servicios ambientales, construcción y servicios auxiliares para apoyar el transporte marítimo y aéreo, detalló el Financial Times.

Xi Jinping evaluó que el tratado hará contribuciones significativas a la construcción de una economía mundial abierta y que en gran medida impulsará la recuperación económica en la pospandemia del coronavirus, citó Xinhua.

Mientras que Von der Leyen subrayó que "el mundo post-Covid-19 de mañana necesita una relación UE-China más sólida para reconstruir mejor. Pero esto requiere de cooperación, reciprocidad y confianza, especialmente en nuestra relación comercial y de inversiones", citó Europapress.

El acuerdo promoverá la liberalización y la facilitación del comercio y la inversión mundiales, y fortalecerá la confianza de la comunidad internacional en la globalización económica y en el libre comercio, añadió Xi.

 

Hace seis años que se elabora este tratado: el encuentro digital de hoy fue para concluir las negociaciones sobre el acuerdo de inversión con China y alcanzar un principio de acuerdo a nivel político. Alemania, que hasta mañana ocupa la presidencia rotatoria de la UE y tiene importantes intereses corporativos en China, había presionado para cumplir con el plazo límite de fin de 2020 para sellar el tratado.

El acuerdo de inversiones abriría la puerta a que las empresas europeas puedan operar en el país asiático, eliminado trabas y limitaciones legales que han impedido que las compañías del Viejo Continente tengan el mismo acceso al mercado chino que las empresas chinas han tenido al mercado europeo.

Bloomberg

Entre las limitaciones que eliminaría este acuerdo están las restricciones cuantitivas, que impiden que empresas extranjeras puedan operar libremente en China, identificado como un "competidor económico" y un “rival sistémico , por lo que necesitan un socio local para formar una 'joint venture'.

Para China, el acuerdo está destinado a mantener los derechos de acceso al mercado existentes al tiempo que ofrece algunas posibilidades de inversión en energías renovables.

También se espera que el acuerdo cause fricciones con la administración entrante del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, apuntó el Financial Times. La nueva administración estadounidense "agradecería consultas tempranas con nuestros socios europeos sobre nuestras preocupaciones comunes sobre las prácticas económicas de China", tuiteó la semana pasada Jake Sullivan, quien se desempeñará como asesor de seguridad nacional de Biden.

El acuerdo se produce casi un mes después de la publicación de una estrategia transatlántica por parte de la UE en la que instó a EE.UU. a trabajar con ella para enfrentar el “desafío estratégico planteado por China.

El equipo de Biden dejó en claro que buscará construir una alianza multilateral con la UE y otros socios para presionar a Beijing sobre ciertas prácticas —como los subsidios industriales y la transferencia forzosa de tecnología— que han causado tensiones en el sistema global de comercio basado en reglas.

 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios